1 de noviembre de 2015 / 12:05 / hace 2 años

Una delegación rusa llega a Egipto para investigar el accidente aéreo

3 MIN. DE LECTURA

EL CAIRO, 1 nov (Reuters) - El ministro ruso de Transportes y un equipo de investigadores de alto nivel han llegado a El Cairo para ayudar a las autoridades egipcias a determinar qué causó que un avión ruso se estrellara en la península del Sinaí, matando a las 224 personas que iban a bordo.

El Airbus A321, operado por la aerolínea rusa Kogalymavia bajo la marca Metrojet, volaba desde el centro turístico de Sharm el Sheij en el Mar Rojo hacia la ciudad rusa de San Petersburgo, cuando cayó en el centro del Sinaí poco después del amanecer del sábado.

Se estrelló en una zona montañosa tras perder contacto con los radares y mientas volaba casi a altitud de crucero.

Un grupo extremista afiliado al Estado Islámico en Egipto, Provincia del Sinaí, dijo en un comunicado que había derribado el avión "en respuesta a los ataques aéreos rusos que mataron a cientos de musulmanes en territorio sirio", pero el ministro ruso de Transporte, Maxim Sokolov, dijo a la agencia de noticias Interfax que la atribución "no puede considerarse fiable".

El primer ministro egipcio, Sherif Ismail, declaró en una conferencia de prensa el sábado que no parecía haber una actividad inusual tras el accidente, pero que los hechos no estarían claros hasta que se hubieran realizado más investigaciones.

Al menos 163 cadáveres ya han sido recuperados y transportados a varios hospitales, además de a la morgue de Zeinhom en El Cairo, según un comunicado del gabinete.

Los investigadores rusos ya habían visitado la morgue, según una fuente de seguridad.

Rusia, aliada del presidente sirio, Bashar al Asad, lanzó ataques aéreos contra grupos de oposición sirios, incluido el Estado Islámico, el 30 de septiembre.

El Estado Islámico, grupo islamista ultraconservador que controla grandes franjas de Irak y Siria, ha llamado a la guerra santa contra Rusia y Estados Unidos en respuesta a los ataques contra sus combatientes en Siria.

Los servicios de emergencias y especialistas en aviación registraron el sábado los restos del aparato en busca de pistas sobre el accidente. Las dos cajas negras ya se han encontrado, según el ministro egipcio de Aviación Civil.

Tras el accidente, Rusia ha decidido dejar en tierra los aviones Airbus A321 operados por Kogalymavia, según la agencia de noticias Interfax, hasta que se esclarezcan las causas del accidente.

El Sinaí es escenario de un movimiento insurgente extremista cercano al Estado Islámico, en el que han muerto cientos de policías y soldados egipcios.

No se cree que los extremistas que operan en la zona tengan misiles capaces de derribar un avión a 30.000 pies. Las autoridades dicen que no hay pruebas que sugieran que una bomba haya derribado el avión.

Dos de las mayores aerolíneas de Europa, Lufthansa y Air France-KLM, han comunicado que no volarán sobre el Sinaí mientras esperan una explicación de la causa del accidente. (Información de Eric Knecht, Abdel Nasser Abou ElFadl, Omar Fahmy y Lin Noueihed; Traducido por Raquel Castillo en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below