La confianza manufacturera de Japón cae por el temor a la recesión

jueves 15 de octubre de 2015 07:49 CEST
 

Por Tetsushi Kajimoto y Izumi Nakagawa

TOKIO, 15 oct (Reuters) - La confianza de los manufactureros japoneses disminuyó por segundo mes consecutivo y se espera que siga sufriendo mermas a futuro, mostró un sondeo de Reuters, lo que se sumó a los temores persistentes de una recesión y mantuvo bajo presión a los funcionarios para que adopten nuevas medidas de estímulo.

La confianza de las empresas del sector de servicios se recuperó después de la caída que registró en el mes anterior, pero se prevé que se deteriore nuevamente en los próximos tres meses, en una señal de la fragilidad del consumo privado, que corresponde a cerca de un 60 por ciento de la economía.

El Reuters Tankan -que sigue de cerca al sondeo Tankan del Banco de Japón- se conoció luego de que una serie de datos débiles, incluidas las sorpresivas caídas de la producción industrial y las órdenes de maquinarias, sembraran dudas sobre la fortaleza de la actividad económica.

El sombrío panorama de negocios podría socavar los esfuerzos de los funcionarios por generar un ciclo virtuoso de crecimiento e inversión liderado por el sector privado, que es clave para las optimistas proyecciones del Banco de Japón sobre que la economía se encamina hacia su ambiciosa meta de lograr que los precios crezcan a una tasa de un 2 por ciento el próximo año.

"Aún si la economía evitar un segundo trimestre consecutivo de contracción entre julio y septiembre, el crecimiento no sería lo suficientemente fuerte debido a la débil producción", dijo Yuichiro Nagai, economista de Barclays Securities Japan.

"Las expectativas inflacionarias parecen estar cayendo en los últimos meses, así que aún esperamos que el BOJ actúe el 30 de octubre. Se prevé que recorte su proyección de crecimiento para este año fiscal", agregó.

El sondeo a 515 compañías grandes y medianas realizado entre el 30 de septiembre y el 9 de octubre, que fue respondido por 268, mostró que las empresas enfrentan una demanda débil a nivel local a internacional, en momentos en que una desaceleración de China y los mercados emergentes ensombrece el panorama.

"Las órdenes han sido aplazadas notablemente. Esto suele ocurrir cuando las ventas se desaceleran en nuestro clientes manufactureros. Me parece que la economía está en una tendencia bajista", dijo un gerente de un fabricante de maquinaria eléctrica en el sondeo, que las empresas responden de forma anónima.   Continuación...