Brainard recomienda a la Fed "observar y esperar" hasta que disminuyan riesgos globales

martes 13 de octubre de 2015 07:32 CEST
 

Por Howard Schneider y Jason Lange

WASHINGTON, 12 oct (Reuters) - La Reserva Federal debería abstenerse de cualquier aumento de los tipos de interés hasta que esté claro que una desaceleración global, los problemas en China y otros riesgos internacionales no descarrilarán a la recuperación de Estados Unidos, dijo el lunes la gobernadora de la Fed Lael Brainard.

La funcionaria ha sido uno de los miembros de la Fed que ha expresado más preocupaciones sobre la probabilidad de que los problemas económicos en China puedan tener repercusiones en Estados Unidos. Ella reiteró su posición el lunes al discutir cómo regiones completas del mundo están siendo impactadas por la desaceleración de China.

Los riesgos de que el resto de Asia y los exportadores de materias primas en general crezcan a un ritmo menor debido a la débil demanda de China significan que Estados Unidos enfrenta un lastre continuo por menores exportaciones, la apreciación del dólar y condiciones económicas mundiales en general flojas.

Si bien el actual panorama de Estados Unidos es bueno, "nosotros no deberíamos dar por hecho la continua fortaleza del crecimiento de la demanda doméstica", dijo Brainard ante la National Association for Business Economics.

"Los riesgos bajistas podrían presentar un argumento sólido a favor de continuar nutriendo cuidadosamente la recuperación de Estados Unidos -y en contra de retirar prematuramente el respaldo que ha sido crítico para su vitalidad", afirmó.

En el marco de una débil inflación y lento crecimiento de los salarios en Estados Unidos, Brainard dijo que el momento actual es "para observar y esperar", no para arriesgarse con un alza de tipos que podría ser revertido.

Los comentarios de Brainard son los más explícitos hasta el momento de un miembro de la junta de gobernadores de la Fed pidiendo lo que podría ser una mayor postergación de una subida de tipos.

Brainard dijo que ella evitó explícitamente una guía por "calendario", y que no dijo en sus comentarios preparados si sentía que hay probabilidades de que las tasas suban este año.

Otros funcionarios de la Fed han expresado en las últimas semanas su confianza en que habrá un alza de tasas en la reunión de octubre o en la de diciembre.

Brainard dijo que parece haber pocos riesgos de una rápida aceleración de la inflación y que la Fed tiene las herramientas para controlarla. Con los tipos cerca de cero, sostuvo, la Fed sólo tiene herramientas no convencionales a las que echar mano si el desempleo comienza a subir nuevamente. (Editado en Español por Ricardo Figueroa)