Las aerolíneas se enfrentan a más riesgos de fallos informáticos

sábado 11 de julio de 2015 11:33 CEST
 

Por Jeffrey Dastin

10 jul (Reuters) - Un error informático que dejó en tierra a cientos de vuelos de United Airlines el miércoles es solo un anticipo de lo que puede salir mal para las aerolíneas con crecientes operaciones automatizadas, advirtieron expertos.

A medida que las aerolíneas pasan a usar tarjetas electrónicas para el equipaje y más viajeros cambian los billetes de papel por tarjetas de embarque en sus teléfonos móviles, analistas del sector dicen que el impacto de los fallos tecnológicos seguirá creciendo.

Eso significa más dinero perdido por las aerolíneas y más viajeros frustrados cuando ocurren estos fallos tecnológicos.

"La creciente dependencia de la tecnología les ha permitido (a las aerolíneas) convertirse en un negocio más exitoso y eficiente, y eso crea también una exposición", dijo el analista Henry Harteveldt.

La interrupción de servició que sufrió United el miércoles, que no le permitió entrar en sus registros de reservas y por lo tanto bloqueó la facturación de equipaje y el embarque de pasajeros, provocó demoras a decenas de miles de viajeros.

Si bien fallos de este tipo podrían haber sucedido hace más de una década, la reciente automatización y recorte de empleados han magnificado el impacto. United tuvo que suspender vuelos el miércoles porque había menos personal para asistir a los clientes cuando los puestos automáticos para facturar el equipaje dejaron de funcionar.

Este fue el segundo problema técnico para la flota de United en alrededor de un mes. El 2 de junio, el software necesario para despachar los planes de vuelos de la aerolínea dejó de funcionar momentáneamente.

Los vuelos de American Airlines Group Inc sufrieron retrasos un mes antes por un problema con una aplicación en las tabletas iPad de los pilotos, que desde hace poco reemplazan a los manuales de vuelo de papel. Algunos aviones regresaron a las terminales aeroportuarias para tener acceso Wi-Fi y reparar el problema.   Continuación...