El ministro británico de Finanzas detalla nuevos recortes de gastos

miércoles 8 de julio de 2015 16:45 CEST
 

LONDRES, 8 jul (Reuters) - El ministro de Finanzas de Reino Unido, George Osborne, prometió reformar la economía del país mediante un recorte de gastos en bienestar, una reducción de los impuestos para los trabajadores y un abordaje de la baja productividad.

En el primer presupuesto diseñado exclusivamente por los conservadores en casi 20 años, Osborne usó la agitación en Grecia para argumentar que la quinta mayor economía del mundo necesita menos gasto y menos préstamos.

"Reino Unido aún gasta demasiado, pide prestado demasiado", dijo Osborne al Parlamento.

"Sólo tienen que ver la crisis en Grecia ahora mismo para darse cuenta de que si un país no tiene control de sus préstamos, los préstamos toman el control del país", declaró.

El presupuesto ofrece a Osborne la posibilidad de incrementar sus posibilidades de convertirse en el próximo primer ministro del país si David Cameron deja el cargo antes de las próximas elecciones de 2020, como ha dicho que hará.

En medidas que desataron los vítores de legisladores conservadores y una sonrisa de Cameron, Osborne elevó el monto de ganancias exentas de impuesto a la renta a 11.000 libras a partir del próximo año, y el umbral del impuesto de herencia sobre hogares familiares a un millón de libras.

También prometió un recorte de los impuestos corporativos a un 19 por ciento en 2017 y a un 18 por ciento en 2020 desde el 20 por ciento en la actualidad.

Osborne afirmó que la economía británica crecería un 2,4 por ciento este año, una reducción desde el pronóstico previo del 2,5 por ciento, y un 2,3 por ciento el próximo año, sin cambios respecto a la estimación anterior.

El déficit presupuestario británico de casi un 5 por ciento de la producción económica en 12 meses hasta marzo es uno de los mayores entre economías desarrolladas. (Escrito por Guy Faulconbridge; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz en Madrid)