"Grexit" es el escenario base para muchos, pero los mercados apenas parpadean

lunes 6 de julio de 2015 17:32 CEST
 

Por Jamie McGeever

LONDRES, 6 jul (Reuters) - Los bancos se apresuraban el lunes a aumentar en sus análisis las probabilidades de que Grecia abandone el euro después del referéndum griego del domingo, pero los mercados sólo pestañearon y muchos inversores dudan de que el voto por el "No" fuera el punto de inflexión que muchos temían.

El rechazo de Grecia a las condiciones que habían exigido sus acreedores europeos para liberar nuevos préstamos no fue lo que los mercados suponían la semana pasada. Pero como muchos otros giros en este enfrentamiento de seis meses, la reacción del mercado estuvo lejos de ser contundente.

La bajada del lunes en el euro, los grandes valores de la zona euro y los bonos soberanos de otros países del sur de la zona euro como Italia o España estuvieron en gran medida dentro de los parámetros más recientes.

Los operadores e inversores hablaron de cuatro posibles explicaciones para esta reacción tibia.

Primero, muchos fondos de inversión creen que la perspectiva de una salida del euro de Grecia, o "Grexit", ha sido tan manida que su impacto ha desaparecido. Los mercados lo han descontado ampliamente y los efectos colaterales directos serían muy pequeños en cualquier caso.

Segundo, un número considerable de gestores de activos aún cree en que se puede evitar un "Grexit".

En tercer lugar, muchos están convencidos de que el Banco Central Europeo (BCE) - ahora armado con compras de activos - actuará rápidamente para evitar cualquier contagio.

Y cuarto, los mercados simplemente son demasiado complacientes y son vulnerables a un impacto mayor a medida que se hacen más claros los efectos de que un país miembro de la zona euro salga del bloque.

"Puede que el mercado sea más inmune al contagio que lo que pensamos. Pero ha estado sorprendentemente calmado. No ha habido en absoluto contagio y lo veo difícil de creer", dijo Michael Michaelides, estratega de tipos de Royal Bank of Scotland (RBS), que forma parte de una serie de bancos, entre ellos JP Morgan y Barclays, que expresan tras el referéndum que la salida de Grecia de la unión monetaria es más probable. (Información de Jamie McGeever.Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)