5 de julio de 2015 / 13:05 / hace 2 años

Responsables e inversores chinos esperan que nuevas medidas prevengan desplome bursátil

Por Pete Sweeney

SHANGHÁI, 5 jul (Reuters) - Los mercados de acciones de China podrían afrontar una semana decisiva después de que las autoridades aplicaran una serie de medidas sin precedentes durante el fin de semana para evitar un desplome del mercado bursátil que podría amenazar a la segunda economía más grande del mundo.

El Gobierno espera ansiosamente la apertura del mercado el lunes para ver si las nuevas medidas detendrán la racha bajista de un 30 por ciento de las últimas tres semanas, o si los inversores inquietos que suscribieron grandes préstamos para especular en acciones seguirán vendiendo.

Un sondeo online durante el fin de semana del distribuidor de fondos eastmoney.com, que consultó a más de 100.000 individuos, dijo que los inversores creen que los índices de acciones subirán más de un 5 por ciento el lunes.

Pero el mismo sondeo mostró que los inversores no creen que el repunte dure mucho.

"Va a ser necesario que el banco central abra las compuertas (del dinero) para volver a los 4.500 puntos en (la bolsa de) Shanghái", comentó un administrador de inversiones en Shanghái que habló bajo condición de anonimato.

Las principales corredurías de China prometieron el sábado que comprarán en forma conjunta al menos 120.000 millones de yuanes (19.300 millones de dólares) en acciones para ayudar a estabilizar al mercado y que no venderán sus tenencias mientras el índice esté por debajo de los 4.500 puntos, un nivel visto por última vez el 25 de junio.

El índice compuesto de Shanghái cotiza ahora a un 22 por ciento por debajo de ese nivel.

Las acciones chinas subieron más de un 150 por ciento en sólo 12 meses, pese a que la economía se enfrió y las ganancias de las empresas se debilitaron.

Pero una corrección que comenzó a mediados de junio, que la Comisión Reguladora de Valores de China describió inicialmente como una corrección saludable tras la fuerte alza, ha mostrado rápidamente señales de haberse salido de control.

Un recorte sorpresa de los tipos de interés por parte del banco central la semana pasada, la flexibilización en márgenes de operaciones y otras "medidas de estabilidad" hicieron poco por calmar a los inversores, cuyos movimientos provocaron una caída de las acciones de un 12 por ciento sólo la semana pasada.

Los principales líderes chinos, que ya luchan por evitar una desaceleración económica mayor, parecían estar perdiendo la paciencia. En el mercado bursátil chino ya se han perdido casi 3.000 millones de dólares en valor de mercado, más que toda la producción económica de Brasil.

También el sábado, el Gobierno pareció poner un freno al impulso de la Comisión Reguladora de Valores de China para permitir que más empresas vendan acciones.

Veintiocho empresas a las que la Comisión Reguladora de Valores de China había permitido salir a la bolsa anunciaron que suspendieron sus planes para salir a bolsa.

El efecto combinado de las políticas es señalar al ejército de inversores minoristas de China, que realizan cerca de un 85 por ciento de las transacciones de acciones, que el Gobierno está ahora detrás del mercado bursátil, pero no está claro si eso será suficiente para poner un suelo al mercado y dar pie a una racha alcista sostenible. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below