Una vacuna de J&J previno completamente el VIH en la mitad de monos en un ensayo

viernes 3 de julio de 2015 11:26 CEST
 

Por Julie Steenhuysen

CHICAGO, 3 jul (Reuters) - Una vacuna experimental de Johnson & Johnson previno completamente la infección de VIH en la mitad de los monos que la recibieron y luego fueron expuestos a altas dosis de un virus agresivo, resultados que incitaron a la compañía a probarla en personas, dijeron el jueves investigadores y académicos.

El ensayo internacional está siendo realizado en 400 voluntarios sanos de Estados Unidos, el este de África, Sudáfrica y Tailandia.

Esta es la primera vez que una gran compañía farmacéutica patrocina el desarrollo clínico de una vacuna para el VIH desde que Merck fracasó en un ensayo en 2007, dijo el doctor Dan Barouch, investigador de vacunas en Beth Israel Deaconess Medical Center y en Ragon Institute of Massachusetts General Hospital, MIT y Harvard.

Unos 35 millones de personas están infectadas con VIH, el virus que causa el sida. Desde que comenzó a expandirse hace 30 años, el sida ha provocado la muerte de 40 millones de personas en todo el mundo.

Pese al progreso en los tratamientos, los expertos creen que una vacuna es la mejor esperanza para erradicar la enfermedad.

En una serie de estudios, publicados en internet en la revista Science, Barouch y colegas de J&J y otros lugares realizaron pruebas de la vacuna de dos pasos, que involucra reforzar el sistema inmune usando una versión debilitada del virus frío para ingresar los genes con VIH en el cuerpo.

La segunda fase involucra inyectar a las personas con una proteína superficial de VIH purificado diseñada para provocar una fuerte reacción inmune.

La compañía está utilizando la misma estrategia en su vacuna contra el ébola, que ahora se encuentra en las primeras etapas de ensayo en humanos, dijo a Reuters el doctor Paul Stoffels, científico jefe y presidente global de J&J.

Stoffels dijo que el ensayo de la vacuna contra el VIH en monos fue diseñado para probar los límites de la vacuna, exponiendo a los animales a altos niveles de un virus agresivo que ataca a primates no humanos conocido como virus de inmunodeficiencia simia, un primo cercano del VIH.

El virus fue lo suficientemente potente como para infectar al 100 por ciento de los animales no vacunados después de seis exposiciones. Aún así, la mitad de los animales que recibieron la vacuna estuvieron completamente protegidos. (Información de Julie Steenhuysen; traducido por la mesa de Santiago de Chile, editado por Víctor Nauzet Hernández en la redacción de Madrid)