Blackstone empieza a dar facilidades de pago de una cartera hipotecaria

miércoles 1 de julio de 2015 16:38 CEST
 

MADRID, 1 jul (Reuters) - Blackstone está empezando a dar facilidades de pago sobre una cartera de hipotecas que compró a mediados del año pasado a Catalunya Banc (CX) con el fin de intentar rebajar su abultada tasa de impagos, dijo el miércoles una fuente conocedora de las negociaciones.

"En algunas casos se contemplan reestructuraciones de deuda con alargamientos de plazos y en otros casos incluso se contempla la dación en pago", explicó esta fuente tras una información de Bloomberg que apuntaba a que el fondo de inversión y capital riesgo estadounidense estaba ofreciendo un alivio de la deuda a los deudores de una cartera en España.

En Blackstone no quisieron hacer comentarios.

La cartera afectaba a unas 40.000 hipotecas de la entonces nacionalizada CX que compró Blackstone en julio de 2014 por 3.615 millones de euros sobre un valor nominal de 6.392 millones de euros.

Esta fuente añadió dijo que era imposible decir cuántos propietarios podrían acabar recibiendo mayores facilidades pues se estaba estudiando de forma indivualizada las situaciones de los afectados.

"Es imposible dar ahora mismo una cifra de cuántas personas van a poder acogerse a estas mayores facilidades de pago, pero está claro que los fondos disponen de mayor flexibilidad en las negociaciones que los bancos que están más restringidos por cuestiones de regulación", dijo.

La fuente añadió que esta cartera hipotecaría tenía un tasa de morosidad en torno al 60 por ciento y que su objetivo era ir reduciendo de forma paulatina esta situación de impagos.

En España, los bancos no suelen dar a los propietarios la posibilidad cancelar su deuda hipotecaria con la entrega del activos si bien la dación en pago es una posibilidad legal en el ordenamiento jurídico español.

No obstante, la ley hipotecaria protege en términos generales al prestamista y obliga al deudor al cumplimiento de todas las obligaciones con todos sus bienes, presentes y futuros.

En un país con casi un 24 por ciento de la población en paro, los desahucios, que reflejan una de las caras más amargas de la larga crisis económica en España, aumentaron el año pasado respecto al anterior.

Este ha sido uno de los asuntos más sensibles en la reciente campaña de las elecciones autonómicas y municipales en las que la ex activista de la plataforma de los afectados por la hipoteca (PAH), Ada Colau, se alzó con la alcaldía en Barcelona. (Información de Jesús Aguado; editado por Andrés González)