La inflación de la eurozona se debilita en junio por la energía

martes 30 de junio de 2015 12:33 CEST
 

Por Philip Blenkinsop

BRUSELAS, 30 jun (Reuters) - La inflación de la eurozona se ralentizó en junio, alejándose del objetivo del Banco Central Europeo al debilitarse los costes de la energía y aliviarse el incremento de precios de alimentos y servicios tras las subidas de mayo.

La oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, dijo el martes que los precios de consumo en los 19 países que comparten el euro subieron un 0,2 por ciento interanual en junio desde un alza del 0,3 por ciento en mayo.

La cifra se situó en línea con las expectativas. Sin embargo, unas cifras bastante más bajas de lo esperado para Alemania difundidas el lunes prepararon al mercado para una cifra potencialmente más débil.

Excluyendo los volátiles precios de la energía, que fueron un 5,1 por ciento más bajos en junio que en los 12 meses anteriores, los precios se incrementaron un 0,9 por ciento.

Excluyendo energía y alimentos no procesados, lo que se denomina inflación subyacente, los precios subieron un 0,8 por ciento, desde el 0,9 por ciento en mayo.

La estimación adelantada de Eurostat para el mes no incluye los cálculos intermensuales.

Bajo su programa de expansión cuantitativa, que durará hasta septiembre de 2016, el BCE está comprando bonos gubernamentales y otros valores para introducir aproximadamente 1 billón de euros en la economía, con el objetivo de elevar la inflación a un objetivo algo por debajo del 2 por ciento.

Jennifer McKeown, economista europea en Capital Economics, dijo en una nota que el nuevo declive en la inflación de la eurozona subrayaba que el BCE aún tenía mucho trabajo por hacer para alcanzar su objetivo a medio plazo, ya que el dato para la eurozona se sitúa por debajo del 0,5 por ciento durante un año.

Añadió que el índice de desempleo del 11,1 en mayo sugería que el crecimiento salarial probablemente no iba a producirse. (Traducido por Inmaculada Sanz)