UE, dispuesta a retomar promesa de reestructurar deuda para llegar a acuerdo con Grecia

viernes 26 de junio de 2015 18:52 CEST
 

BRUSELAS, 26 jun (Reuters) - Los acreedores griegos ven un margen limitado para acomodar a Atenas en las conversaciones sobre financiación a cambio de reformas para alcanzar un acuerdo el sábado y están dispuestos a reafirmar una promesa de 2012 para considerar reestructurar su deuda, dijo un alto cargo próximo a las conversaciones.

El responsable de la UE, que pidió no ser citado por la sensibilidad de las conversaciones, dijo que pese a la posición radical de la mayoría de ministros de Finanzas de la zona euro, los líderes de la UE expresaron la voluntad política en la cumbre de Bruselas para ceder un paso hacia Grecia.

Las posibilidades de un acuerdo el sábado, cuando los ministros de Finanzas de la zona euro se reúnen en 1200 GMT, son superiores al 50 por ciento, dijo el responsable, aunque era menos seguro que el Parlamento griego apoyara un acuerdo alcanzado por el Gobierno.

Para facilitar un acuerdo, los acreedores podrían replantear una promesa de los ministros de Finanzas de la zona euro de noviembre de 2012 para ayudar a que la deuda pública griega sea sostenible mediante la ampliación de los vencimientos de préstamos y una moratoria en el pago de intereses y la reducción de los tipos de interés.

Si Grecia fuera a aceptar la oferta con algunas pequeñas nuevas concesiones para acomodar el punto de vista de Atenas, el país podría entonces contar con el financiación para los próximos cinco meses - hasta finales de noviembre - gracias a una ampliación del rescate.

Ese dinero totalizaría 15.300 millones de la zona euro y, probablemente, 3.500 millones del Fondo Monetario Internacional, si Grecia cumple con todos los hitos de reforma.

Atenas tiene que pagar el Fondo de 1.600 millones el 30 de junio, pero no puede hacerlo sin el dinero de la zona euro. Si no se puede realizar el pago el martes, estará en suspensión de pagos con el FMI.

Incluso si Grecia y sus acreedores llegan a un acuerdo el sábado, puede que no haya tiempo suficiente para prestar la suma necesaria antes del martes, porque el acuerdo y varias leyes de reforma tendrían que ser aprobados por el parlamento griego.

Algunos parlamentos de la zona euro también tendrían que aprobar el desembolso a Grecia de los beneficios obtenidos en las compras de bonos helenos por parte del Banco Central Europeo previamente en la crisis.

Aunque sería una mala señal para los mercados financieros, las consecuencias de que Grecia no realice el pago a tiempo podría gestionarse, si el plazo incumplido se viera acompañado de una declaración clara de que hay un acuerdo y de que el pago se haría en cuestión de días, dijo el responsable. (Información de Jan Strupczewski; Traducido por Emma Pinedo)