26 de junio de 2015 / 10:10 / hace 2 años

ACTUALIZA 3-Hallan una víctima decapitada en supuesto atentado islamista en Francia

(Actualiza información)

Por Catherine Lagrange

SAINT-QUENTIN FALLAVIER, Francia, 26 jun (Reuters) - Un cuerpo decapitado con inscripciones árabes fue hallado el viernes en instalaciones de una compañía gasífera estadounidense en el sudeste de Francia, dijeron fuentes policiales y medios franceses, después de que un atacante irrumpiera con un coche en el recinto y provocara la explosión de contenedores de gas.

El atacante sobrevivió y fue arrestado.

La identidad de la víctima no estaba clara pero medios franceses dijeron que se trataba de un gerente de una compañía de transporte local que estaba haciendo una entrega en el lugar.

El presidente François Hollande dijo que se trataba de un acto de "naturaleza terrorista" y que se tomarían todas las medidas para impedir nuevos episodios de este tipo, en un país aún sensibilizado con los ataques islamistas ocurridos en enero.

El ministro de Interior, Bernard Cazeneuve, dijo que un sospechoso llamado Yassin Sahli, había sido arrestado, y que la policía tenía detenidos a supuestos cómplices.

Cazeneuve señaló que Sahli no tenía antecedentes penales, pero que había sido investigado entre 2006 y 2008 por sospechas de haber sido radicalizado por islamistas.

"Una persona fue asesinada y decapitada y la sección antiterrorista de la fiscalía de París ha sido desplegada inmediatamente", dijo Cazeneuve desde el lugar del ataque en una zona industrial de la localidad de Saint-Quentin-Fallavier, a unos 30 kilómetros al sudeste de la ciudad de Lyon.

Medios franceses indicaron que Sahli era un conductor profesional de 35 años que vivía en las afueras de Lyon. Esos datos no fueron confirmados oficialmente, pero la radio Europe 1 entrevistó a una mujer identificada como la esposa.

"Por la mañana salió para el trabajo y no regresó a casa entre el mediodía y las 02:00 de la tarde lo estaba esperando", dijo la mujer, quien agregó que ella y sus tres hijos llevaban vida normal de musulmanes.

Se desconoce si la víctima fue decapitada antes o después del choque del vehículo contra el edificio, si estaba en el lugar antes del ataque o si fue asesinada previamente en otro sitio. Hasta el momento es el único muerto por el ataque, en el que además resultaron heridas otras dos personas.

"El ataque fue de naturaleza terrorista ya que se ha descubierto un cuerpo decapitado y con inscripciones", dijo Hollande en conferencia de prensa en Bruselas, donde participa en una cumbre de la Unión Europea.

"Todos recordamos lo que ha sucedido en nuestro país, y no sólo en nuestro país. Por eso hay mucha conmoción. Pero la conmoción no puede ser la única respuesta; debe haber acción, prevención y disuasión", manifestó el líder galo.

El ataque destaca nuevamente la dificultad de las autoridades de Europa y del resto del mundo para proteger los denominados objetivos "blandos" de ataques de individuos que operan por su cuenta o a través de pequeñas células terroristas secretas.

Al menos 27 personas murieron también el viernes en un ataque a un hotel turístico en Túnez.

Además, un atacante suicida con bomba se inmoló en una abarrotada mezquita en Kuwait dejando más de 25 muertos en un acto que se adjudicó el Estado Islámico.

BANDERA ISLAMISTA

Fuentes policiales francesas dijeron que en el lugar del ataque se había encontrado una cabeza, junto con una bandera con inscripciones islamistas.

El diario local Le Dauphine señaló que la cabeza cubierta con escrituras árabes fue hallada en una cerca.

La fiscalía pública francesa dijo que su sección antiterrorista había sido desplegada para investigar el caso.

Francia, que participa de la coalición internacional que lucha contra insurgentes del grupo radical Estado Islámico en Irak, ha sido nombrada en sitios islamistas como blanco primario de posibles ataques.

De confirmarse el atentado, sería el segundo incidente de este tipo en Francia este año, después de que islamistas armados mataran a 17 personas en enero en sendos ataques contra las oficinas del semanario satírico Charlie Hebdo y una tienda de comida judía.

Las instalaciones atacadas el viernes pertenecían a Air Products, una compañía estadounidense de químicos y gases industriales, según una portavoz de Air Liquides, firma francesa del mismo sector. Inmediatamente la instalación fue cercada por la policía y los servicios de emergencia.

Cazeneuve dijo que el Gobierno había ordenado reforzar la seguridad alrededor de toda la zona. (Información de Sophie Louet, Dominique Vidalon y Leigh Thomas; Traducido por las redacciones de Madrid y Santiago de Chile; Editado por Inmaculada Sanz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below