23 de junio de 2015 / 10:44 / en 2 años

Oferta griega a acreedores se encuentra con reacción furiosa en Grecia

Por George Georgiopoulos

ATENAS, 23 jun (Reuters) - Los diputados griegos reaccionaron con furia a las concesiones ofrecidas por Atenas en las negociaciones sobre su deuda y el viceportavoz del parlamento advirtió de que las propuestas no tendrían un proceso fácil de aprobación, enfriando el optimismo de que se selle rápidamente un acuerdo que saque a Grecia de la crisis.

El lunes los líderes europeos acogieron positivamente las nuevas propuestas presupuestarias de Atenas como base para un posible acuerdo que desbloquee la ayuda congelada y evite una suspensión de pagos que acabe en una salida de Grecia de la zona euro.

Los mercados de valores también dieron la bienvenida al plan y las bolsas europeas ampliaban el repunte de la sesión anterior tocando un máximo de tres semanas el martes ante las crecientes expectativas de que Grecia esté a punto de cerrar un acuerdo.

Pero el primer ministro Alexis Tsipras, que ganó las elecciones y asumió el cargo en enero con la promesa de revertir años de austeridad en un país golpeado por la recesión, debe conjugar el apoyo de su partido izquierdista Syriza y el de sus acreedores para que el acuerdo se materialice.

“Creo que este programa, tal como lo vemos ... es difícil que lo aprobemos”, dijo el viceportavoz del parlamento y diputado de Syriza Alexis Mitropoulos a la televisión griega Mega TV en un programa de noticias.

Si el Parlamento no respalda la última propuesta, que incluía subidas de impuestos y medidas para reducir las jubilaciones anticipadas, Tsipras podría verse forzado a convocar elecciones anticipadas o un referéndum que prolongue la incertidumbre.

Atenas necesita con urgencia dinero para evitar el impago, la semana que viene, de un préstamo de 1.600 millones al Fondo Monetario Internacional (FMI), mientras que el nerviosismo sobre la salud de los bancos de Grecia han llevado a los ahorradores a retirar miles de millones de euros de sus cuentas.

El Banco Central Europeo elevó este martes el límite máximo de los fondos de emergencia que los bancos griegos pueden sacar del banco central del país por segunda vez en dos días, dijo una fuente bancaria a Reuters que no quiso precisar importes.

“El primer ministro tiene que informar primero a nuestro pueblo sobre el motivo por el que hemos fallado en la negociación y hemos acabado con este resultado”, dijo Mitropoulos. “Creo que (las medidas) no están en consonancia con los principios de la izquierda. Esta carnicería social ... no pueden aceptarlo.”

Pero con Grecia al borde de la bancarrota, no está claro si los diputados podrían retirar su apoyo a Tsipras si logra un trato con los socios europeos y el FMI.

DIFICULTADES POR DELANTE

Ha habido varios falsos amaneceres en las negociaciones. Tsipras parecía haber llegado a un acuerdo con los acreedores a principios de junio, para después criticar como “absurdas” sus exigencias en el parlamento.

“Si (el gobierno) no tiene la mayoría parlamentaria, no puede permanecer (en el poder)”, dijo Gabriel Sakellaridis, portavoz del gobierno, a Mega TV.

Antes de las conversaciones de emergencia mantenidas este lunes en Bruselas, Tsipras había pasado horas con su gabinete en un aparente intento de asegurar su respaldo.

“El gobierno ha caído en una trampa, no sé hasta qué punto puede implementarse este plan”, dijo a la televisión Antena el diputado Pavlos Haikalis, miembro de Griegos Independientes, el socio de gobierno de Syriza.

Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, que presidió una cumbre de emergencia de líderes del bloque monetario de 19 naciones, comentó que las propuestas griegas eran “un paso positivo hacia delante”.

Tusk dijo que el objetivo era lograr que los ministros de finanzas del Eurogrupo aprueben un paquete de reformas el miércoles por la noche y lo presenten a los líderes de la zona euro para su aprobación final el jueves por la mañana.

Pero la canciller alemana, Angela Merkel, cuyo país es el mayor acreedor de Grecia, se mostró más cauta, al afirmar que no hay garantías de que se pueda llegar a un acuerdo definitivo.

Varios periódicos griegos indicaban el martes que el acuerdo estaba cerca pero advertían de que, a falta de cerrar los términos concretos, los acreedores podrían exigir medidas más duras.

“El acuerdo no sólo está al alcance, hay expectativas sólidas de que se cierre en los próximos días”, dijo el diario griego Ethnos. “Si bien esta perspectiva disipa temores razonables de consecuencias catastróficas en caso de un fracaso en las negociaciones, hay dificultades por delante”.

Una de las dificultades “consiste en aprobar el acuerdo en el parlamento sin reacciones de los diputados de los dos partidos en el poder que podrían... alterar la estabilidad del gobierno”. (escrito por Matthias Williams; traducido por Tomás Cobos; Editado en castellano por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below