Los laboristas descartan un pacto informal con los nacionalistas escoceses

domingo 26 de abril de 2015 14:34 CEST
 

LONDRES, 26 abril (Reuters) - El líder del partido de la oposición del Reino Unido, el Partido Laborista, descartó el domingo un pacto informal con los nacionalistas escoceses después de las elecciones del 7 de mayo si su partido no consigue ganar con mayoría absoluta, algo que previamente había declinado hacer.

Cuando le preguntaron si su partido negociaría con los nacionalistas escoceses tras las elecciones, el líder laborista Ed Miliband dijo a la BBC: "No estoy interesado en acuerdos, no".

Miliband ya había descartado una coalición formal con el Partido Nacionalista Escocés (SNP), pero su negativa a excluir un acuerdo más flexible fue aprovechada por su rival, el primer ministro conservador David Cameron.

"Quiero ser claro con esto. Nada de coalición, nada de acuerdo. No voy a hacer tratos con el Partido Nacionalista Escocés", dijo Miliband.

Las encuestas de opinión han mostrado varias veces que no parece que ni los conservadores ni los laboristas vayan a conseguir una mayoría absoluta en el Parlamento británico, de 650 escaños.

Los escoceses votaron a favor de permanecer en Reino Unido en un referéndum celebrado el 18 de septiembre del pasado año. Pero los sondeos indican que el SNP, pro-independencia, pasará de la marginalidad a llevarse una parte importante de los escaños de los laboristas en Escocia.

Si las encuestas son precisas, el auge del SNP podría acabar con las esperanzas de Miliband de ganar las elecciones y lanzar a los secesionistas al mismo corazón del poder británico.

Los conservadores de Cameron han advertido de que un posible gobierno de los laboristas en minoría apoyado por los independentistas escoceses podría embarcar al país en una deriva hacia la izquierda y provocar una crisis constitucional al socavar la legitimidad del Reino Unido a ojos de los votantes ingleses.

Si Miliband gana las elecciones e intenta gobernar sin un acuerdo de coalición ni un pacto informal en el Parlamento de Westminster, su futuro podría ser mucho más incierto que el de cualquier gobierno británico desde la década de 1970. (Información de Guy Faulconbridge; Traducido por Gabriel Sánchez en Madrid)