27 de marzo de 2015 / 12:17 / hace 2 años

ACTUALIZA 1-Santander promete afrontar exigencias regulatorias en EEUU

5 MIN. DE LECTURA

* Santander quiere reforzar su posición en EEUU

* Apuesta por crecimiento orgánico, no descarta alguna compra

* Accionistas protestan contra nueva política dividendos

Por Jesús Aguado

SANTANDER, 27 mar (Reuters) - Consciente de que Estados Unidos es una de las tareas que todavía le queda por resolver a Ana Botín, la presidenta de Banco Santander decidió aprovechar la junta para comprometerse a cumplir las exigencias regulatorias que afronta el banco en este país.

A pesar de superar los requerimientos de capital mínimo de la Fed estadounidense, Santander volvió a suspender el pasado 11 de marzo por segundo año consecutivo las pruebas en las que se conoce como la calidad de capital o en cómo miden y predicen potenciales pérdidas y riesgos.[ID:nL5N0WE0V7

Ana Botín, que volvió a hacer una defensa de la labor de su padre y anterior presidente del banco, Emilio Botín -- fallecido el pasado 9 de septiembre --, dejó que fuera el consejero delegado del banco, José Antonio Álvarez, quien trasladara el mensaje de poner la casa en orden en Estados Unidos.

"En 2015, seguiremos trabajando para reforzar la posición del grupo en el país (Estados Unidos), con dos objetivos fundamentales, seguir mejorando la franquicia comercial, y cumplir lo más rápidamente las exigencias del regulador, teniendo en cuenta que el marco regulatorio para los bancos extranjeros ha cambiado mucho", dijo.

La suspensión parcial de las pruebas en Estados Unidos limita en la práctica al banco el pago de dividendos en este país, que aportó 800 millones de euros a los 5.816 millones que el Grupo Santander ganó en 2014.

En la actualidad, Santander se encuentra en pleno proceso de reorganización de su negocio estadounidense para integrarlo dentro de un holding, incluyendo la centralización de los controles de riesgo y sistemas, aunque se espera que este proceso pueda llevarle varios años..

Respecto a España, donde Santander ganó el año pasado 684 millones de euros frente a unas pérdidas de 61 millones en 2013, la presidenta se mostró confiada en poder incrementar el crédito por encima del de sus competidores, después de adelantar que en los dos primeros meses de 2015 los nuevos créditos a empresas y pymes habían crecido un 3,9 por ciento frente a 2014.

Crecimiento orgánico, Atenta a Oportunidades

Tras medio año como presidenta del banco, marcados por la renovación del consejo y la cúpula directiva con la prioridad centrada en el cuidado de capital, Ana Botín volvió a restar protagonismo a las operaciones corporativas en la que tan bien se desenvolvía Emilio Botín.

En una junta a la que acudió luciendo un lazo negro en la solapa izquierda de su chaqueta, en señal de duelo por las 150 personas fallecidas esta semana en el vuelo de Germanwings, Ana Botín insistió en que en la actualidad el banco no tenía necesidad de realizar compras.

No obstante, la presidenta añadió que "esto no excluye que estudiaremos algún inversión puntual, siempre que añadamos valor a nuestros accionistas". De hecho, Banco Santander confirmó la semana pasada que Santander había presentado una oferta no vinculante por Novo Banco, la parte sana del antiguo Banco Espirito Santo.

La apuesta del banco por el crecimiento orgánico del banco en sus diez principales mercados pasa por un crecimiento del 40 por ciento en el segmento de los clientes fidelizados en Reino Unido y España y del 25 por ciento en México y Brasil, que le podría generar entre 2.000 y 3.000 millones de euros de ingresos adicionales para 2017.

Santander, que cerró 2014 con unos ingresos de algo más de 42.600 millones, también ha puesto como prioridad elevar sus ratios de rentabilidad a entre 12 por ciento y el 14 por ciento para 2017 desde el 11 por ciento en 2014.

Algunos accionistas se mostraron el viernes molestos con la nueva política de dividendos que supuso una reducción del 66 por ciento con respecto a la anterior política de remuneración del banco, anunciada con motivo de una ampliación de capital de 7.500 millones de euros, dirigida exclusivamente a inversores institucionales.

La nueva política de remuneración al accionista supone dar por finalizada la política de dividendos de 0,60 euros, las famosas 100 pesetas, defendida por Emilio Botín -- que ahora pasará a ser de 0,20 euros por acción.

"Esto nos crea un grave problema y pido al consejo de administración y a la señora presidenta que intente pensar en las repercusiones negativas que puede tener. Esto no tiene ningún sentido", dijo Antonio Barnils, accionista minorista, durante su turno de intervención.

La entidad ya dijo entonces que su objetivo de pay-out en efectivo pasaba a estar situado entre el 30 y el 40 por ciento a partir de 2016 frente a un objetivo del 20 por ciento en efectivo anterior. En total, el objetivo histórico de pay-out total de Santander era del 50 por ciento.

Información de Jesús Aguado; Editado por Robert Hetz

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below