La UE debate la posibilidad de prescindir de fronteras en el mercado digital

miércoles 25 de marzo de 2015 18:13 CET
 

Por Francesco Guarascio

BRUSELAS, 25 mar (Reuters) - Los alemanes deberían poder comprar libros de los puntos de venta online británicos y los italianos acceder a películas albergadas en páginas de Bélgica, según unos borradores de la Unión Europea presentados el miércoles para impulsar la economía digital.

Junto a otras propuestas para limitar el control nacional de las frecuencias de los teléfonos móviles y simplificar los impuestos de compras indirectos (IVA) transfronterizos para las pequeñas empresas, la Comisión Europea ve la promoción del mercado online en todo el bloque como una manera útil de reavivar el crecimiento en las estancadas economías europeas.

"Permítannos eliminar todas esas barreras y muros que nos bloquean en la red", dijo Andrus Ansip, vicepresidente del mercado digital único de la Comisión Europea, en un comunicado hecho público después de que los 28 comisarios debatieran las propuestas en su reunión semanal.

"Hay que ayudar a los negocios innovadores a crecer a lo largo de la Unión Europea, que no se queden bloqueados en su mercado nacional", dijo Ansip, que tiene previsto presentar una estrategia completa sobre esta cuestión en mayo.

El hecho de que sólo el 15 por ciento de los ciudadanos europeos compren a través de internet desde otras zonas del bloque se debe, en parte, a cuestiones culturales y de lenguaje, según creen los ejecutivos de la UE, señalando los altos costes de entrega transfronterizos y los obstáculos legales para hacer compras.

Algunos de los grandes minoristas digitales redirigen de forma automática a los clientes a las webs locales, que suelen imponer precios más altos que en otros países de la UE, dijo la Comisión en un comunicado. Esto podría acabar con la práctica conocida como geobloqueo, así como armonizar las normas contractuales y hacer los pedidos más asequibles.

Ansip también tiene en mente ver el papel que juegan en la economía digital los motores de búsqueda de Internet como Google y las plataformas de redes sociales como Facebook o Twitter.

La Comisión dijo que está considerando vías para fortalecer la confianza pública haciendo que este tipo de servicios sean más transparentes en la manera en la que redirigen a los clientes por la web y acelerando la eliminación de contenido ilegal. Las autoridades de competencia de la UE están actualmente investigando si Google abusa de su posición dominante.

Entre las propuestas de la Comisión también se incluyen la mejora de la protección de datos, al tiempo que se favorecen los beneficios que se obtienen de la acumulación de datos y la programación en nube.

Además, quiere una perspectiva paneuropea para gestionar las radiofrecuencias necesarias para la telefonía móvil. Los gobiernos son reacios a ceder el control de las ondas gracias a las cuales obtienen grandes beneficios. Pero la Comisión señaló que la tecnología 4G se ha retrasado por la falta de frecuencias, y dijo que buscará cierta coordinación a lo largo del bloque europeo. (Traducido por Tamara Fariñas Rivas en la redacción de Madrid.)