El Ibex-35 cierra con descensos al persistir la incertidumbre por Grecia

jueves 5 de febrero de 2015 17:55 CET
 

MADRID, 5 feb (Reuters) - El Ibex-35 de la bolsa española cerró el jueves a la baja al mantenerse la incertidumbre sobre Grecia, después de que su primer ministro prometiera "poner fin de una vez por todas" a las políticas de austeridad de la Unión Europea y de que el BCE aumentara la presión y restringiera la financiación del país heleno.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, arremetió contra sus aliados europeos y dijo que Atenas ya no está dispuesta a aceptar más que le digan lo que tiene que hacer, mientras en Berlín, los ministros de Finanzas de Alemania y de Grecia no pudieron "ni siquiera estar de acuerdo en estar en desacuerdo" tras una reunión.

La decisión anunciada el miércoles por la tarde por el BCE fue una respuesta a lo que muchos en Fráncfort ven como el abandono del acuerdo de rescate del nuevo gobierno griego y coloca sobre el banco central de Atenas la carga de financiar a sus entidades, aislando a Grecia a menos que alcance un nuevo acuerdo con reformas económicas.

"Las espadas siguen en todo lo alto y la situación sigue siendo incierta y no está claro que se vaya a llegar a un acuerdo pero parece que los mercados de momento siguen confiando porque si no habría mucha más volatilidad", dijo Nicolás López, analista de MG Valores.

El Ibex-35 cerró con una caída del 0,40 por ciento a 10.535,5 puntos, mientras que el índice bursátil europeo FTEU3 acabó plano, a 1.1487,08 puntos.

Tras cerrar el Tesoro español con éxito una nueva subasta de bonos y obligaciones a tipos más bajos, el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se relajaba tres puntos hasta 109 puntos básicos.

El sector bancario, el de más peso en el selectivo español, fue el más castigado del Ibex.

Bankia cerró con un descenso del 2 por ciento, después de que el ministro de Economía español, Luis de Guindos, dijera a Reuters que el coste máximo que asumirá la entidad por las posibles demandas que interpondrán los inversores minoristas ante las pérdidas sufridas en la salida a bolsa en julio de 2011 será de 600 millones de euros.

En el resto del sector, destacó la caída de Popular de un 1,26 por ciento tras sorprender a los mercados con una nueva emisión de convertibles por 750 millones de euros.   Continuación...