El plan de reestructuración de la deuda griega, recibido con frialdad en la zona euro

martes 3 de febrero de 2015 18:50 CET
 

Por Jan Strupczewski

BRUSELAS, 3 feb (Reuters) - La propuesta griega de canjear deuda gubernamental por bonos con pagos de intereses ligados al crecimiento económico tuvo el martes una recepción escéptica por parte de los funcionarios de la zona euro.

El nuevo ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, lanzó el lunes la idea de que los bonos griegos en poder del Banco Central Europeo (BCE) y parte de la deuda con los gobiernos de la zona euro -53.000 millones de euros en créditos bilaterales- podrían ser intercambiados por bonos ligados al crecimiento o por bonos perpetuos.

Funcionarios de la zona euro implicados en la negociación de la asistencia financiera a Grecia dieron una fría recepción a la propuesta.

"Necesitamos más detalles, pero las primeras reacciones son más bien escépticas", dijo uno. "Hay preocupación de que sea una nueva treta para lograr un recorte" de la deuda.

Funcionarios aseguraron que no hay ánimos para reestructurar la deuda griega en poder de la zona euro, de 195.000 millones de euros en la actualidad.

El BCE y los bancos centrales nacionales de la zona euro que integran su sistema tienen unos 50.000 millones de euros más.

"Varoufakis es inteligente, pero está subestimando los problemas y la flexibilidad constitucional del BCE y los gobiernos de la zona euro", dijo otro funcionario.

Aparte de los asuntos legales, el intercambio de deuda propuesto presenta varios inconvenientes prácticos.   Continuación...