La Comisión Europea estudia introducir una ley de retención de datos

viernes 30 de enero de 2015 14:01 CET
 

Por Francesco Guarascio

BRUSELAS, 30 ene (Reuters) - La Comisión Europea estudia una nueva ley que pida a las empresas de telecomunicaciones que almacenen datos de comunicaciones de ciudadanos de la UE como parte de sus esfuerzos para luchar contra el terrorismo, tras el rechazo de un tribunal a una ley previa por preocupación por la privacidad.

Los mortíferos ataques islamistas en París entre el 7 y el 9 de enero han centrado las mentes de los líderes de la Unión Europea en cómo intensificar los esfuerzos antiterroristas en casa, por ejemplo creando un sistema de la UE para almacenar datos de pasajeros aéreos.

Según las actas de una reunión de la Comisión Europea la pasada semana, el Ejecutivo europeo también estudia si debería reintroducir una nueva ley de retención de datos que evite el rechazo del Tribunal Europeo de Justicia (TEJ).

El comisario de Interior de la UE, Dimitris Avramopoulos, apunto "por un lado, el papel fundamental que las grabaciones de telecomunicaciones podrían tener en la lucha contra el terrorismo y, por otro, la importancia de adoptar un acercamiento cauteloso y medido".

El tribunal rechazó el año pasado una directiva de la UE sobre retención de datos que exigía a las empresas de telecomunicaciones almacenar datos de comunicaciones hasta dos años porque consideraba que interfería el derecho de la gente a la privacidad al crear la impresión de que sus vidas privadas estaban sujetas a una constante vigilancia.

Avramopoulos trata de lanzar una consulta sobre este asunto para determinar si se puede preparar una nueva ley sobre la retención de datos que respete la privacidad a lo largo del próximo año, según las actas.

Reino Unido aprobó en julio una ley de emergencia que exige a las empresas de telecomunicaciones retener datos de clientes durante un año para compensar el rechazo de la directiva europea, lo que generó críticas de sus detractores.

Las empresas de telecomunicaciones como Orange, Telefónica y BT ya están sujetas a una ley de privacidad, la directiva ePrivacy, que les exige asegurar que las comunicaciones de sus clientes son confidenciales y no son escuchadas sin su consentimiento. (Escrito por Julia Fioretti. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)