26 de enero de 2015 / 11:49 / en 3 años

ACTUALIZA 2-Syriza formará un gobierno contrario al rescate de la troika

* Tsipras alcanza acuerdo con el jefe de Griegos Independientes

* Tsipras será primer ministro y anunciará su gabinete el lunes

* Victoria histórica crea un nuevo desafío para Europa (Añade toma de posesión)

Por Renee Maltezou y Costas Pitas

ATENAS, 26 ene (Reuters) - El líder izquierdista Alexis Tsipras prestó juramento el lunes como primer ministro de un Gobierno griego de línea dura, que rechaza el rescate financiero del país y está resuelto a enfrentarse a los prestamistas internacionales para poner fin a casi cinco años de duras medidas económicas.

La victoria del líder del partido Syriza en las elecciones anticipadas del domingo reaviva los temores de nuevos problemas financieros en el país que desató la crisis de la zona euro en el 2009.

Es la primera vez que un miembro de la zona euro, compuesta por 19 naciones, será liderado por un partido que rechaza abiertamente las medidas austeridad respaldadas por Alemania.

Es probable que el triunfo de Tsipras fortalezca a los partidos radicales de Europa, entre ellos otros movimientos que rechazan la austeridad en todo el sur del continente.

Y la paliza sufrida por los conservadores representa una derrota para la vieja guardia política europea, atrapada en un debate de cinco años sobre el crecimiento frente a la disciplina presupuestaria, en medio del sufrimiento de los votantes.

“Tenemos por delante un camino cuesta arriba”, dijo Tsipras al presidente del país, Karolos Papoulias, justo antes de prestar juramento como primer ministro.

Pocas horas después de vencer al conservador Antonis Samaras con una campaña bajo el lema “¡Llega la esperanza!”, Tsipras, de 40 años, alcanzó un rápido acuerdo de coalición con el líder del pequeño partido Griegos Independientes, que, al igual que Syriza, se opone al acuerdo de rescate de Grecia, aunque difiere en temas como la inmigración.

Syriza logró 149 escaños en el Parlamento de 300 puestos y se quedó a dos escaños de la mayoría absoluta, por lo que necesitaba de un socio de coalición. El partido Griegos Independientes consiguió 13 escaños.

El acuerdo es inusual entre grupos ideológicamente opuestos, pero que están unidos por su repudio al programa de rescate de 240.000 millones de euros de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, que mantiene a flote a Grecia a costa de recortes presupuestarios.

La alianza sugiere una postura de línea dura contra los acreedores de Grecia, que han descartado las demandas de Tsipras para lograr una condonación de la deuda y han insistido en la necesidad de que el país siga el camino de las reformas y las medidas de austeridad para encauzar sus finanzas.

“A primera vista, esto parece un matrimonio muy extraño, pero ambas partes comparten una fuerte oposición a la austeridad”, dijo Diego Iscaro, analista de IHS Global Insight.

“CRISIS AUTOREFORZADA”

Se espera que Yanis Varoufakis, un economista abiertamente contrario a las medidas de austeridad, se convierta en ministro de Finanzas cuando se revelen los miembros del Gabinete el martes, dijeron altos cargos de Syriza.

“El pueblo griego ha dado un voto de confianza a la esperanza”, escribió Varoufakis en su blog. “Usaron las urnas, en esta espléndida celebración de la democracia, para poner fin a una crisis autoreforzada que genera indignidad en Grecia y que se alimenta de las fuerzas más oscuras de Europa”, escribió.

La reacción de los mercados financieros a la victoria de Syriza fue en gran medida tranquila, ya que el euro se recuperaba de una caída a un mínimo de 11 años frente al dólar alcanzado previo a los comicios.

Las bolsas griegas, mientras tanto, bajaban un 2,7 por ciento, mientras que los rendimientos de los bonos a 10 años subían pero se mantenían por debajo de los niveles observados en el período previo a la votación.

Por primera vez en más de 40 años, ni el partido Nueva Democracia de Samaras ni el socialista PASOK, las dos fuerzas que han dominado la política griega desde la caída de un gobierno militar en 1974, estarán en el poder.

Tsipras tiene la intención de hablar con los jefes de otros dos partidos, como el centrista To Potami y el comunista KKE, para buscar apoyo afuera de su coalición.

Junto con la decisión tomada la semana pasada por el Banco Central Europeo (BCE) de inyectar miles de millones de euros en la alicaída economía regional a pesar de las objeciones de Alemania, la victoria de Syriza marca un punto de inflexión en la prolongada crisis del bloque.

El triunfo del partido de izquierda señala un alejamiento del rigor presupuestario defendido por Alemania como el enfoque comúnmente aceptado para impulsar a las economías en problemas, aunque no está claro en qué grado será capaz Syriza de obtener concesiones y la ayuda de los acreedores.

El ministro de Economía italiano, Pier Carlo Padoan, dijo que el mensaje de laS elecciones griegas es que existe la necesidad de más crecimiento y empleo, encontrando un equilibrio entre este enfoque y el rigor presupuestario.

Pero tras la euforia generada por el triunfo electoral, Tsipras se enfrenta a enormes desafíos y podrá esperar una fuerte resistencia a sus demandas, particularmente de Alemania.

“No hay lugar para la acción unilateral en Europa, eso no excluye un debate, por ejemplo, sobre la reprogramación de su deuda”, dijo Coeure a la radio Europe 1.

Entre los que felicitaron a Tsipras por su triunfo estuvo el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien rompió el mes pasado la tradición de no expresar una opinión sobre los asuntos internos de un Estado miembro al advertir a los griegos del peligro de votar a fuerzas “extremistas”.

Sin la posibilidad de acudir a los mercados por sus costes de endeudamiento y enfrentándose al pago de unos 10.000 millones de euros de deuda este verano, Tsipras podría tener un espacio limitado para luchar contra los acreedores.

Durante la campaña, el líder izquierdista se comprometió a poner fin a los enormes recortes presupuestarios y fuertes subidas de impuestos que han impulsado el desempleo por encima del 25 por ciento y llevado a millones de personas a la pobreza.

Sin embargo, el nuevo primer ministro deberá lograr un acuerdo para desbloquear más de 7.000 millones de euros en ayudas pendientes. (Información de George Georgiopoulos y Angeliki Koutantou. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid. Editado por Gabriel Sánchez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below