Lagarde del FMI advierte de consecuencias de reestructurar la deuda griega

lunes 19 de enero de 2015 09:14 CET
 

DUBLÍN, 19 ene (Reuters) - La jefa del Fondo Monetario Internacional advirtió a Grecia de que habría consecuencias de producirse una reestructuración de la deuda pública tras unas elecciones para las que un partido opuesto al rescate internacional encabeza los sondeos.

El partido de izquierda Syriza, que amplió su ventaja sobre los conservadores en las encuestas de intención de voto de cara a los comicios del 25 de enero, ha dicho que acabará con la austeridad impuesta por el rescate y pedirá a sus interlocutores internacionales renegociar las deudas de Grecia y de otros países de la eurozona.

Su líder Alexis Tsipras ha sugerido una conferencia inspirada en una reunión celebrada en Londres en 1953 en las que las potencias occidentales acordaron recortar a la midad la deuda de Alemania Occidental después de la Segunda Guerra Mundial. En diciembre, Tsipras pidió un "momento de solidaridad" parecido con Grecia.

"En principio, los esfuerzos colectivos son bienvenidos, pero al mismo tiempo una deuda es una deuda y es un contrato", dijo la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, al Irish Times en una entrevista el lunes al ser preguntada por la idea general de la celebración de una conferencia sobre la deuda.

"No pagar, reestructurar, cambiar las condiciones tiene consecuencias en la firma y en la confianza en la firma", dijo.

El diario añadió que Lagarde se reservó su opinión acerca de si la montaña de deuda de Grecia, que equivale al 175 por ciento del PIB, es sostenible.

Por otra parte, Lagarde señaló que el amplio respaldo la semana pasada del abogado general del Tribunal de Justicia Europeo a la compra de deuda pública por el Banco Central Europeo (BCE) proporcionaría "comodidad" a las opciones que tienen disponibles.

"Desde luego esperamos que el BCE siga apoyando la recuperación en Europa. Es necesario. No puede ser el único en hacerlo, pero tiene que hacer lo que tiene que hacer", dijo antes de la reunión de política monetaria que el BCE tendrá este jueves. (Información de Padraic Halpin, traducción de Jose Elías Rodríguez)