España volverá a bajar impuestos si recuperación trae más recaudación fiscal

miércoles 14 de enero de 2015 11:04 CET
 

MADRID, 14 ene (Reuters) - El Gobierno español abrió la puerta a nuevas bajadas de impuestos si la recuperación económica se traduce en una mejoría sustancial de la recaudación fiscal, que bajó abruptamente durante los años de la crisis, dijo el martes el secretario de Hacienda.

"Si con la recuperación de la actividad económica sin cambiar los impuestos se recauda más, nosotros consideramos que no sería necesario mantener esos tipos (impositivos) y se procedería a bajar (los) porque consideramos que no es necesario para España que la presión fiscal esté por encima de ese 38-39 por ciento", dijo Miguel Ferre ante periodistas tras intervenir en el foro Spain Investors Day.

Ferre no quiso precisar si las eventuales bajadas de impuestos se anunciarían en el actual año electoral y para el que ya se han aprobado rebajas en los principales impuestos, con las que el Ejecutivo espera revitalizar el consumo y el empleo.

"Se verá en su momento cuál es la recaudación ... si se eleva por encima de esa referencia (del 38-39%), nosotros consideramos que no es necesario recaudar tanto en España y por eso se volvería a reducir los impuestos", añadió.

Según la mano derecha del ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, las rebajas en los impuestos sobre la renta y de sociedades que se aplicarán este año y el que viene deberían apuntalar la salida de la crisis.

"El impacto de 9.000 millones de euros en 2015 y 2016 en la economía española (por la reforma fiscal ya en marcha) representa una inyección de liquidez para toda la economía y por tanto más ingresos disponibles para 20 millones de españoles", dijo. "Eso quiere decir que hay unas posibilidades de que el consumo crezca, de que crezca la inversión y se creen puestos de trabajo".

Tras cinco de contracción económica, España crecerá en 2014 un 1,3 por ciento según las proyecciones oficiales, una tasa que se acelerará al 2 por ciento en 2015, el último año de la actual legislatura, mientras la tasa de paro se situará en el 22,9 por ciento, un nivel similar al de 2011.

En la presentación a inversores, Ferre dijo que el actual contexto de baja inflación, combinado con la mayor renta disponible por la reforma fiscal, podría servir de acicate para el consumo. (Información de Jose Elías Rodríguez, editado por Andrés González)