Las colas se multiplican en los supermercados de Venezuela ante la escasez

viernes 9 de enero de 2015 19:01 CET
 

Por Eyanir Chinea y Alexandra Ulmer

CARACAS, 9 ene (Reuters) - Miles de personas inundaban el viernes los supermercados y los mercados públicos de productos regulados de Venezuela tratando de conseguir bienes de primera necesidad después de una temporada navideña que arrasó con las provisiones y profundizó la escasez que vive el país, mientras el Gobierno desplegaba a policías militares para resguardar las enormes colas.

Desde comienzos de año, las filas para comprar, desde detergente hasta papel higiénico y medicinas, han aumentado, irritando a los venezolanos que han tenido que han tenido que desplazarse hasta los alrededores de las tiendas desde muy temprano.

Excusándose esta semana por las carencias, el gremio que representa a los supermercados dijo que no habían previsto el fuerte aumento de las ventas a finales de diciembre, aunque en la época navideña suele repuntar mucho el consumo.

"Este es el peor nivel de escasez que hemos visto en los últimos 30 años, porque antes faltaban las cosas, pero no todo al mismo tiempo y no desaparecían completamente. No hay comida", dijo Jesús Calderón, un electricista de 38 años que esperaba entrar a un supermercado del este de Caracas.

La policía antidisturbios vigilaba de cerca las filas para evitar avalanchas, e incluso en un mercado de la red de abastos de Caracas, donde se compran productos regulados por el Gobierno, dispararon al aire para disuadir a los cientos de compradores que se empujaban unos a otros.

La mayoría de los productos que consume Venezuela son importados. Muchos empresarios se han quejado de que el control de cambios impuesto por el Gobierno y la burocracia complican el acceso a los dólares necesarios para importar productos.

Venezuela ha sufrido en los últimos meses por el desplome en el precio internacional del crudo, su principal fuente de divisas. Eso se ha traducido en menos dólares para las arcas del Gobierno.

Aunque el Gobierno socialista de Nicolás Maduro ha reconocido el problema, negó tener responsabilidad en el brote de escasez y denunció que "infiltrados" en las colas pretenden hacer llamamientos para convocar protestas como las que dejaron 43 muertos en el 2014.   Continuación...