El euro marca mínimos de nueve años mientras el Brent baja de 50 dólares

miércoles 7 de enero de 2015 10:43 CET
 

Por Jamie McGeever

LONDRES, 7 ene (Reuters) - El euro marcó un mínimo de nueve años el miércoles ya que la caída de los precios del petróleo y los temores sobre la economía global llevó a los inversores a refugiarse en la deuda soberana.

Desde Japón a Alemania y Australia, los costes de endeudamiento público cayeron a mínimos de todos los tiempos mientras el petróleo Brent retrocedía un 10 por ciento en dos días y rompía la barrera psicológica de 50 dólares, ya que los inversores batallaban con el riesgo de una deflación mundial.

El descenso en picado del petróleo no mostró signos de detenerse. El Brent cayó más de un dos por ciento para abandonar el nivel de 50 dólares el barril por primera vez desde principios de 2009. El crudo de EEUU bajaba a 47,02 dólares.

Los mercados europeos abrieron al alza, después de que Asia lograra mantenerse en territorio positivo, pero el nerviosismo recorría los mercados financieros antes del dato de inflación de la zona euro que se debe conocer el miércoles.

Se prevé que muestren su primera caída anual en los precios al consumidor desde 2009, aumentando la presión sobre el Banco Central Europeo para que lance un programa de alivio cuantitativo en su próxima reunión el 22 de enero.

Pero pese a la creciente amenaza de la deflación, el BCE podría ser reacio a actuar antes de las elecciones generales de Grecia el 25 de enero, unos comicios que algunos observadores dicen que podría suponer la salida de Grecia del euro si gana el partido de izquierdas Syriza.

"Dado el hecho de que Grecia no tendrá un gobierno oficial en vigor en ese momento, el BCE podría tener que esperar", dijo Marshall Gittler, director de estrategia global de IronFX.

"El euro no ha sido capaz de mantener ningún rally este año y parece crónicamente débil", dijo.

El euro cayó a un mínimo de 1,1842 dólares en anticipación a una mayor intervención del BCE.

Con temores de una deflación rampante, la rentabilidad de los bonos de largo plazo de Japón, Alemania, Francia, Holanda, Austria, Bélgica, Finlandia, Canadá y Australia tocaron mínimos récord. (Información de Jamie McGeever y Wayne Cole. Traducido por Emma Pinedo)