Los partidos pequeños podrían jugar un papel enorme en las elecciones griegas

miércoles 31 de diciembre de 2014 11:16 CET
 

Por Renee Maltezou y Deepa Babington

ATENAS, 31 dic (Reuters) - El astillado panorama político de Grecia significa que los partidos pequeños y en ocasiones relativamente nuevos podrían determinar si el ganador de las elecciones del mes próximo consigue fraguar un gobierno duradero y evitar una nueva crisis financiera.

La votación del 25 de enero supone un enfrentamiento decisivo entre el partido conservador Nueva Democracia, del primer ministro Antonis Samaras, que impuso impopulares recortes presupuestarios bajo el acuerdo internacional de rescate, y el partido radical de izquierdas Syriza, de Alexis Tsipras, que quiere abandonar la austeridad y realizar una quita de la deuda griega.

Syriza mantiene una ventaja sobre Nueva Democracia en los sondeos de opinión, aunque esto se ha estrechado a apenas tres puntos porcentuales antes de las elecciones, convocadas después de que el Parlamento no lograra elegir un nuevo presidente esta semana.

Pero ninguno podría formar un gobierno en solitario, incluso con los 50 escaños más que la Constitución concede automáticamente al partido más votado, en una cámara de 300 diputados, lo que deja a uno o más de las formaciones más pequeñas para dar forma al resultado final.

Dominado durante décadas por Nueva Democracia y los socialistas del PASOK, la política griega ha sido redefinida de forma radical por la crisis de deuda que forzó al país a aceptar dos rescates valorados en 240.000 millones de euros de la Unión Europa y el FMI. A cambio, exigieron medidas duras, que han profundizado el rechazo a las instituciones y el antiguo orden.

Uno de los partidos que probablemente vaya a participar en el equilibrio de poder es To Potami (El río), un grupo centrista de reciente creación que se ha negado a definirse como partidario o detractor del rescate. El otro es el PASOK, que formaba parte de la coalición saliente de Samaras pese a la debacle electoral de 2012, y que ahora se cree que se dividirá.

"Los partidos pequeños estaban al margen en el pasado, pero ahora serán un factor determinante en las elecciones", dijo un alto cargo de la facción del PASOK que se espera se escinda en los próximos días.

Dos formaciones pequeñas contrarias al rescate, Izquierda Democrática y los Independientes griegos, son posibles aliados para Syriza. Sin embargo, no se prevé que Izquierda Democrática obtenga un 3 por ciento de los votos, el mínimo necesario para entrar en el Parlamento, y puede ser absorbido por Syriza antes de las elecciones.   Continuación...