La china Xiaomi, valorada en $45.000 mlns tras captar $1.100 mlns

lunes 29 de diciembre de 2014 15:46 CET
 

PEKÍN, 29 dic (Reuters) - La china Xiaomi, uno de los fabricantes de teléfonos inteligentes de mayor crecimiento del mundo, ha levantado fondos por 1.100 millones de dólares en una ronda de financiación que cimenta su estatus como una de las compañías tecnológicas privadas más preciadas al concederle una valoración de 45.000 millones de dólares.

Entre los inversores se encuentran fondos de capital riesgo como All-Stars Investment, DST Global, Hopu Investment Management y Yunfeng Capital, además del fondo soberano de singapur GIC, dijo el lunes su consejero delegado Lei Jun confirmando informaciones de medios.

El acuerdo es uno de los primeros de alto perfil para All-Stars, un fondo creado recientemente por Richard Ji, un antiguo analista de tecnología de Morgan Stanley. Además, refuerza los lazos entre Lei y el también magnate tecnológico chino Jack Ma, consejero delegado de Alibaba Group Holding Ltd que invierte de manera privada a través de su fondo Yunfeng Capital.

Los datos de ventas del sector de los últimos trimestres muestran que Xiaomi ha crecido en solo tres años lo suficiente para convertirse en el tercer fabricante mundial de teléfonos intelingentes o "smartphones", por detrás de Samsung Electronics Co Ltd y Apple Inc. Esta última ronda de inversión consolida a la empresa como una de las compañías privadas de más valor del mundo.

Con una valoración de 45.000 millones de dólares, el valor de Xiaomi casi triplica la capitaliación bursátil de Lenovo Group Ltd, fabricante número uno mundial de ordenadores personales. Además es cuatro veces superior a los los 10.000 millones de dólares en que quedó valorada en la última ronda de financiación en 2013.

El disparado incremento en la valoración de Xiaomi refleja la opinión de los inversores de que se convertirá en una potencia mundial a pesar de las señales de apuntan a desafíos de propiedad intelectual fuera de china. Las ventas de este mes en India se paralizaron temporalmente después de que la firma sueca de telecomunicaciones Ericsson presentase una queja sobre una patente.

Xiaomi se autodenomina como una empresa de internet que huye del marketing tradicional y vende hardware a precios bajos como canal de distribución para los productos con los que realmente hace dinero: software y servicios.

Ha invertido mucho en otros fabricantes con el objetivo de crear un ecosistema de dispositivos y electrodomésticos conectados a internet y ampliar su alcance más allá de los teléfonos móviles inteligentes.

Otros inversores que apoyan a Xiaomi son el fondo soberano de Singapur, Temasek Holdings Pte, Qiming Venture Partners, Morningside Venture Capital y DST, el fondo tecnológico ruso que también tomó participaciones previas a las salidas a bolsa de Alibaba Group Holding Ltd, el gigante del comercio electrónico indio Flipkart y Facebook Inc. (Información de Gerry Shih; traducción de Jose Elías Rodríguez)