Alemania necesita la inmigración, según su ministro de Economía

sábado 27 de diciembre de 2014 16:37 CET
 

BERLÍN, 27 dic (Reuters) - El ministro de finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, dijo el sábado que la inmigración es buena para el país, y que los políticos deben explicar mejor que todo el mundo gana con ella, en respuesta a un nuevo movimiento opositor al flujo de inmigrantes musulmanes.

El número de personas buscando asilo en Alemania, muchos de ellos provenientes de Siria, se ha doblado este año hasta llegar en torno a los 200.000, y la inmigración neta ha alcanzado cotas récord en dos décadas.

Muchos alemanes están preocupados por los costes derivados y el empleo que puedan ocupar los refugiados.

La aparición repentina del movimiento PEGIDA, o Europeos Patrióticos contra la Islamización de Occidente, ha obligado a los políticos a salir a la palestra. La semana pasada, el movimiento celebró una manifestación en Dresde a la que asistieron más de 17.000 personas.

"El mundo es más abierto y la inmigración ayuda a todo el mundo. Igual que empleamos a millones de refugiados en la reconstrucción tras la Segunda Guerra Mundial... así necesitamos la inmigración hoy", dijo Schäuble al diario Bild cuando le preguntaron por la popularidad del PEGIDA.

La inmigración ha ocupado la agenda política en Alemania. Algunos miembros del bloque conservador liderado por Angela Merkel están preocupados por el riesgo que supone perder apoyos si no responden al temor de la gente.

Los votantes ya han castigado a los gobernantes en otros países europeos como Reino Unido o Suecia, por no tomar medidas ante el problema de la inmigración.

"Por supuesto que tenemos que vivir con los inmigrantes. Eso cambiará nuestro día a día, pero no lo hará peor, en la mayoría de los casos lo mejorará", añadió el ministro, miembro del partido cristiano demócrata de Merkel (CDU).

La inmigración es un tema especialmente sensible en Alemania dado su pasado nazi. Las normas para solicitar asilo en Alemania son de las más laxas del mundo.

Schäuble indicó que los políticos deben explicar mejor los cambios en la vida diaria, y se hizo eco de las palabras del presidente Joachim Gauk esta semana asegurando a la gente que no debe asustarse.

"La gente tiene derecho a tener miedo del terrorismo islámico, pero no del islam", dijo. (Información de Madeline Chambers; Traducido por Gabriel Sánchez)