Airbus entrega el primer A350, descarta cancelar proyecto A380

lunes 22 de diciembre de 2014 18:26 CET
 

Por Tim Hepher

TOULOUSE, Francia, 22 dic (Reuters) - El fabricante de aviones europeo Airbus entregó el lunes su primer A350 a Qatar Airways y dijo que está en camino de alcanzar sus metas de producción con ese modelo, y buscó poner fin a especulaciones sobre el futuro de su superjumbo A380.

La entrega del primer A350 se dio 10 días después de lo planeado originalmente porque Qatar Airways tuvo problemas de última hora con uno de los proveedores de equipamiento y mobiliario de la nave, que la aerolínea compra directamente a terceras partes.

El avión más reciente de Airbus, una aeronave de tamaño mediano desarrollada a un coste de 11.000 millones de euros, viene a competir con el 787 de Boeing, en un momento en que la nueva generación de aviones de pasajeros permite ahorrar un 25 por ciento en combustible.

Pero su desarrollo ha coincidido con la caída en las ventas de aviones de cuatro motores como el Boeing 747 y el A380 de Airbus, el mayor avión del mundo con 525 asientos.

El director financiero de Airbus Group, Harald Wilhelm, disparó las especulaciones sobre el futuro del A380 este mes cuando dijo que la producción de ese avión podría encontrar un punto de equilibrio antes de 2018, más allá de si Airbus decidía modernizarlo o "discontinuarlo".

El presidente ejecutivo Fabrice Bregier dijo el lunes que el A380 necesita mejorar las ventas pero descartó cancelar su fabricación ahora que está cerca de llegar a su punto de equilibrio.

"La tendencia es a favor del A380, y en este contexto el hecho de que podríamos estar pensando internamente en Airbus o el Grupo Airbus que podríamos detener la producción del A380 es simplemente una locura", dijo Bregier en la ceremonia de entrega del A350.

"Después de todos los esfuerzos que hemos hecho, estamos a punto de alcanzar el punto de equilibrio el año próximo, vamos a tener éxito con este nuevo programa (...) así que continuaremos", agregó. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Gabriel Sánchez en Madrid)