Empleados de cuatro almacenes de Amazon amplían paros en Alemania

miércoles 17 de diciembre de 2014 17:03 CET
 

BERLÍN, 17 dic (Reuters) - El personal de Amazon en los almacenes de Alemania amplió su huelga el miércoles en una larga disputa en torno a las mejoras de condiciones y salarios, aunque la empresa se ha comprometido a entregar todos los pedidos de Navidad a tiempo.

El sindicato Verdi comenzó una huelga de tres días el lunes en cinco de los nueve centros de distribución del país, a la que se unió una sexta sede el martes, y consiguió que se involucrara más de 2.600 trabajadores en su tercera jornada.

En un comunicado, Verdi dijo que los trabajadores de cuatro de los centros han decidido continuar su huelga hasta el sábado y los empleados del centro de Graben, al oeste de Múnich, podrían extenderla hasta el 24 de diciembre.

Una portavoz de Amazon dijo que la compañía no ha sufrido ningún retraso hasta ahora y que ha extendido los plazos para realizar los pedidos y que lleguen a tiempo el 24 de diciembre, desde la fecha inicial del 21 de diciembre a medianoche hasta el mediodía del día 22.

"Mantendremos las promesas con nuestros clientes", dijo la portavoz.

Amazon sostiene que sólo una minoría de su personal, que ronda en torno a los 19.000 trabajadores, se ha unido a la huelga.

La compañía estadounidense emplea al menos a 10.000 trabajadores habituales en sus centros de Alemania, segundo mercado después del principal, Estados Unidos, así como a otros 10.000 trabajadores temporales.

Verdi ha estado organizando numerosas huelgas en Amazon desde mayo de 2013 y su objetivo es que la compañía aumente los salarios de los trabajadores de sus centros, según los acuerdos colectivos de la industria minorista de venta por correo que se han negociado en el país.

No obstante, la compañía ha rechazado en repetidas ocasiones las peticiones del sindicato, explicando que se refiere a los trabajadores del almacén, ya que los trabajadores de logística cobran un sueldo superior a la media.

Por su parte, el sindicado Verdi sostiene que más de 1.000 trabajadores de Amazon se han unido a la protesta en Koblenz, al sur de Colonia, el miércoles, incluyendo a los empleados de otros tres almacenes.

"Vuestro valor y vuestra determinación obligará a Amazon a sentarse en la mesa a negociar. Sois un ejemplo para todo el país", dijo Stefanie Nutzenberger, miembro de la junta de Verdi, a los huelguistas. (Información de Emma Thomasson; Traducido por Tamara Fariñas)