Subida de tipos en Rusia no frena caída del rublo, inversores recuerdan crisis de 1998

miércoles 17 de diciembre de 2014 07:23 CET
 

Por Alexander Winning y Vladimir Abramov

MOSCÚ, 17 dic (Reuters) - El rublo ruso se desplomó más de un 11 por ciento frente al dólar el martes, en su mayor baja intradiaria desde la crisis financiera de Rusia en 1998, ya que la confianza en el banco central del país se evaporó tras una fuerte pero ineficaz alza de tipos de interés.

La moneda inició la sesión con un alza de alrededor de un 10 por ciento frente al dólar después de que el banco central subió inesperadamente los tios de interés de referencia en 650 puntos básicos para intentar frenar la caída del rublo, pero rápidamente revirtió su avance y cayó a nuevos mínimos.

Sólo en lo que va de semana ha perdido un 20 por ciento de su valor, mientras que en el año el rublo se ha depreciado más de un 50 por ciento contra el dólar, evocando lo sucedido en la crisis de 1998 cuando la moneda se hundió en cuestión de días.

Si bien las finanzas públicas y las reservas rusas están en mucho mejor situación que en 1998, analistas dijeron que el país está al borde de una crisis monetaria general.

En un momento de la sesión el martes el dólar llegó a escalar casi un 25 por ciento frente al rublo, superando los 80 rublos por billete verde, pese a la fuerte e inesperada alza en los tipos.

Sin embargo, la moneda rusa se recuperó desde mínimos de la sesión para negociarse en 68,44 unidades por dólar o una baja de un 3,86 por ciento. La paridad dólar/rublo es la décima más negociada a nivel global, según datos del Banco de Pagos Internacionales.

El rublo ha sido golpeado por el desplome de los precios del petróleo y las sanciones impuestas por Occidente a Rusia debido al conflicto en Ucrania, pero su fuerte baja en los últimos dos días también refleja una caída de la confianza hacia el banco central.

El martes, Apple confirmó el cierre de su tienda online en Rusia debido a las fluctuaciones extremas del rublo. En un comunicado, la compañía afirmó que actualmente revisaba sus precios.

El presidente ruso, Vladimir Putin, responsabiliza a los especuladores y a Occidente por la caída en los precios del petróleo y por la depreciación del rublo. La debilidad de la moneda es una fuerte prueba para Putin, cuya popularidad se apoya en ofrecer estabilidad y prosperidad.

La baja del rublo fomenta además la inflación. (Información adicional de Lidia Kelly, Katya Golubkova y Elena Fabrichnaya, Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)