11 de diciembre de 2014 / 15:43 / en 3 años

ACTUALIZA 1-Interés moderado en préstamos BCE allana camino a compra deuda pública

* Resultados se conocen con inflación negativa en Francia

* Incrementa presión para que BCE adopte medidas

* Bancos eurozona toman un total de 212.400 mlns

* Banca italiana pide 49.000 mlns y española 35.700 mlns (Agrega detalles)

Por John O'Donnell y Paul Carrel

FRÁNCFORT, 11 dic (Reuters) - El Banco Central Europeo tuvo una tímida acogida a su programa de préstamos para revitalizar la economía de la eurozona, lo que añade presión para que se ponga en marcha la máquina de imprimir dinero el año que viene para comprar deuda soberana.

Los bancos tomaron prestados casi 130.000 millones de euros en créditos a cuatro años del BCE en su última ronda de financiación, en consonancia con lo que los agentes esperaban, pero supone que el total solicitado se sitúe en 212.400 millones de euros, muy por debajo de los 400.000 millones de euros establecidos como límite máximo.

Los préstamos formaban parte del núcleo duro de los planes del banco para combatir el estancamiento de la eurozona y el peligro de la deflación.

El jueves, la inflación subyacente francesa entró en tasas negativas por primera vez desde que comenzaron los registros de este indicador, lo que supone otra señal de la gravedad de la situación en la segunda mayor economía de la región.

Los bajos tipos de interés de los bancos se traducen en que ahora el BCE probablemente tendrá que imprimir dinero para comprar bonos gubernamentales para mantener la promesa clave de expandir su balance de activos, como bonos o créditos a bancos, a 1 billón de euros.

Para agravar las cosas en ese frente, los bancos están repagando anticipadamente préstamos de emergencia entregados por el BCE durante el momento más álgido de la crisis financiera, lo que significa que el impacto neto de la nueva ronda de crédito podría ser pequeño.

A diferencia de ofertas similares previas, en que los bancos dejaban buena parte del dinero en el BCE como un colchón de seguridad, esta vez tendrán que pagar por hacerlo.

Pero encontrar oportunidades para usar el dinero del BCE para préstamos es difícil, dado que la economía en el bloque de 18 países se está paralizando y la confianza de las empresas disminuye.

"El BCE necesita tener conjuntos de activos más profundos y líquidos. Ese es un fuerte argumento para (compras de) bonos soberanos", dijo el economista de UBS Reinhard Cluse.

Muchos dudan que el dinero entregado por el BCE estimule al crédito.

"La zona euro está dominada por preocupaciones globales. La capacidad de los bancos para usar estos fondos para nuevos préstamos es limitada", agregó Cluse.

BANCA ESPAÑOLA PIDE 21.000 MLNS EN DICIEMBRE

Entre la banca de la periferia de la eurozona, el mercado ya esperaba que la banca italiana y la española estuvieran entre los mayores demandantes de este tipo de préstamos.

De hecho, las entidades en Italia solicitaron algo más de 49.000 millones de euros entre las dos subastas (más de 26.000 millones de euros en la segunda y 23.000 millones en la primera), según datos compilados por Reuters.

Los mayores demandantes de los préstamos TLTROs en Italia fueron Intesa Sanpaolo, con 12.600 millones de euros solicitados entre las dos subastas, y Unicredit, con 10.000 millones de euros.

En tanto, la banca española solicitó 20.931 millones de euros en la segunda ronda de financiación y elevó el montante total a unos 35.678 millones de euros tras los 14.747 millones adjudicados el pasado 18 de septiembre, según datos de Reuters.

Santander, que en septiembre pidió 3.600 millones de euros, pidió este jueves 4.600 millones, mientras que BBVA , que podía solicitar 5.200 millones entre las dos rondas, pidió idéntica cifra a los 2.600 millones de euros de la primera ronda, dijeron los bancos.

Caixabank también solicitó 3.868 millones de euros tras pedir 3.000 millones en septiembre.

Banco Popular solicitó otros 2.847 millones de euros, el mismo importe de hace casi tres meses, según un portavoz de la entidad.

Mientras, Banco Sabadell y Bankinter, que no habían acudido a la ronda previa, solicitaron 5.500 millones de euros y 1.516 millones de euros, respectivamente.

Entretanto, Bankia ya había agotado en septiembre los 2.700 millones de euros que le correspondían en función de su cartera crediticia. (Información adicional de Jesús Aguado en Madrid y Steve Slater en Londres; Traducido por Tomás Cobos y Patricio Abusleme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below