EEUU permitirá el uso comercial de "drones" a cuatro empresas

miércoles 10 de diciembre de 2014 19:14 CET
 

Por Alwyn Scott y Eric Beech

WASHINGTON, 10 dic (Reuters) - La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos dijo el miércoles que había concedido permiso a cuatro empresas para el uso comercial de naves no tripuladas en la supervisión de sitios de construcción y plataformas de petróleo, abriendo más el espacio aéreo para la utilización de estos vuelos por parte de las empresas del país.

Las cuatro compañías, Trimble Navigation Ltd, VDOS Global LLC, Clayco Inc y Woolpert Inc, dijeron en sus solicitudes a la FAA que operarían con "drones" de menos de 25 kilos y los mantendrían bajo observación permanente.

La FAA entregó permisos excepcionales en septiembre y octubre para permitir a compañías de cine y televisión emplear "drones" en sesiones fotográficas y de rodaje desde el aire.

Los recientes permisos entregados por la FAA amplían el uso comercial de los "drones" y se producen en momentos en que la agencia se prepara para dar a conocer un borrador con la normativa sobre las naves no tripuladas a finales de diciembre.

La administración ha estado bajo una creciente presión de las compañías que buscan utilizar los "drones" para hacer observaciones de cultivos, líneas remotas de electricidad y oleoductos, además de ser empleados en operaciones de búsqueda y rescate y entrega de mensajería, entre otros usos.

Se espera que la industria de "drones" estadounidense genere 13.600 millones de dólares en actividad económica y cree 70.000 empleos en los tres años posteriores a la remoción de las restricciones al uso comercial de estos aparatos, de acuerdo a un estudio realizado por la Asociación Internacional de Vehículos No Tripulados.

Actualmente, la FAA prohíbe la gran mayoría de los vuelos de "drones" para propósitos comerciales, pero el Congreso estadounidense le ha ordenado integrar estas naves al espacio aéreo del país para el 30 de septiembre del 2015. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Gabriel Sánchez en Madrid)