Banco España no ve razones para cambiar supervisión por informe peritos Bankia

miércoles 10 de diciembre de 2014 11:41 CET
 

MADRID, 10 dic (Reuters) - El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, dijo el miércoles que no veía razones para variar sus procedimientos de supervisión a pesar de las irregularidades puestas de manifiesto recientemente en un informe pericial sobre Bankia.

"El Banco de España ha reformado ya tres veces su supervisión en los últimos dos años (...) para adaptarla al Mecanismo Único de Supervisión (MUS) y para adaptarla a las propuestas del programa (de asistencia) financiera, de forma que este informe (de los peritos) no creo que afecte en absoluto a esa cuestión", dijo Linde.

El funcionario respondió así a preguntas sobre si no sería necesario reforzar el sistema tras las irregularidades desveladas el jueves pasado con el informe de dos peritos del banco emisor sobre la salida a bolsa de Bankia en 2011 y la reformulación de cuentas con errores contables..

A pesar de que los peritos del Banco de España son independientes del banco emisor -- están meramente propuestos por el banco y nombrados por Audiencia Nacional para colaborar en la investigación de las cuentas y salida a bolsa de Bankia --, el papel del banco emisor ha empezado a ser cuestionado debido a que en su día también validó los planes de recapitalización de Bankia.

Linde señaló el miércoles que todos los supervisores nacionales estaban en la actualidad implicados en una reforma continua, "porque estamos poniendo en marcha una nueva cosa en Europa que no existía antes, pero no debido a este informe concreto (de los peritos) sino debido a nuestra participación en el MUS".

Desde el pasado 4 de noviembre, la supervisión de algo más de 120 bancos de la eurozona recae en el Banco Central Europeo (BCE). No obstante, los supervisores nacionales que forman parte de la eurozona mantienen una competencia directa en la supervisión de entidades de menor tamaño y además colaboran con el BCE en la supervisión microprudencial.

El domingo pasado, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria defendió el plan de recapitalización de Bankia al indicar que éste se basa en el valor económico de la entidad y no en los valores contables históricos, por lo que no le afectan los posibles ajustes contables detectado por los peritos.

No obstante, el giro dado por la larga investigación en los tribunales sobre la salida a bolsa de Bankia podría impulsar demandas de hasta 3.000 millones de euros y poner en peligro algunos de los planes futuros de la entidad. (Información de Jesús Aguado; Editado por Carlos Ruano)