Importaciones chinas ceden inesperadamente en noviembre, exportaciones se ralentizan

lunes 8 de diciembre de 2014 09:59 CET
 

PEKÍN, 8 dic (Reuters) - Las importaciones de China cayeron inesperadamente en noviembre y el crecimiento de las exportaciones se desaceleró, lo que aumenta la preocupación de que la segunda mayor economía del mundo podría estar enfrentándose a una desaceleración más severa y refuerza la presión para que las autoridades ofrezcan más medidas de estímulo.

Las exportaciones aumentaron un 4,7 por ciento en noviembre respecto al mismo mes del año anterior, mientras que las importaciones cedieron un 6,7 por ciento - su mayor caída desde marzo, según los datos publicados el lunes por la Administración General de Aduanas.

Eso dejó al país con un superávit comercial récord de 54.500 millones de dólares en noviembre, lo que según los analistas podría aumentar la presión alcista sobre el yuan aún en momentos en que los exportadores ya enfrentan dificultades.

Los economistas consultados por Reuters esperaban que las exportaciones crecieran un 8,2 por ciento, un aumento de un 3,9 por ciento en las importaciones y un superávit comercial de 43.500 millones de dólares, desacelerándose todos frente a los niveles de octubre.

"A pesar de otro superávit comercial récord, los detalles subyacentes ofrecen un panorama sombrío con un menor crecimiento de las exportaciones y una contracción de las importaciones de materias primas en términos de volumen," dijo Andy Ji, estratega cambiario de Commonwealth Bank of Australia en Singapur.

Las exportaciones han sido el único punto brillante para la economía china en los últimos meses, ayudando a compensar una demanda interna débil, pero hay dudas sobre la exactitud de las cifras oficiales en medio de señales de un resurgimiento de flujos cambiarios especulativos mediante recibos comerciales inflados.

Dariusz Kowalczyk, economista de Credit Agricole CIB en Hong Kong, dijo que los datos inflados de las exportaciones pueden haber disminuido en noviembre, lo que contribuyó a una lectura más débil.

Sin embargo, agregó que la contracción de las importaciones era "sorprendente", reflejando no sólo unos precios más bajos de las materias primas, sino también una débil demanda interna.

"Esto significa que aumentará la presión para que el Gobierno haga más por estimular el crecimiento", dijo.   Continuación...