Ciberataques y drones aumentan amenazas a seguridad aérea - aseguradora

domingo 7 de diciembre de 2014 11:19 CET
 

Por Jonathan Gould y Victoria Bryan

FRÁNCFORT/BERLÍN, 7 dic (Reuters) - Los ciberataques y el uso de drones comerciales suponen un aumento en el riesgo de accidentes aéreos, según ha afirmado una importante compañía de seguros, por lo que podría poner fin a un prolongado descenso en el número de accidentes fatales y, por consiguiente, de primas de seguros.

Los avances técnicos en el diseño de los aviones y los sistemas de navegación han reducido la posibilidad de morir en un accidente aéreo, pero la dependencia de estos sistemas presenta nuevas clases de riesgos.

"El ciberterrorismo puede sustituir al secuestrador y a la bomba y convertirse en el arma predilecta para los ataques contra la comunidad de la aviación", ha afirmado la aseguradora alemana Allianz en una revisión de la seguridad aérea publicada este jueves, expresando de forma pública la preocupación que otras firmas ya han discutido en privado.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) está trabajando para mejorar la ciberseguridad, incluyendo el lanzamiento este año de un kit de herramientas para ayudar a las aerolíneas a evaluar y reducir riesgos en sus sistemas informáticos.

"La aviación depende mucho de los sistemas informatizados sobre el terreno en las operaciones de vuelo y en la gestión del tráfico aéreo, y sabemos que somos un objetivo", aseguraba el director general de la IATA, Tony Tyler, en una rueda de prensa en octubre.

Otro riesgo potencial proviene de los drones comerciales, cuyo uso se está ampliando en materia de vigilancia, fumigación de cosechas, tareas informativas y eventos deportivos, para los que no existe una regulación internacional estándar.

"Los riesgos potenciales son obvios, sea una colisión, daños a terceros o heridas y la responsabilidad resultante", asegura Allianz.

Los cielos están cada vez más saturados y la IATA calcula que habrá unos 16.000 millones de pasajeros en 2050, una cifra muy por encima de la de 2014, que asciende a 3.300 millones.

Por su parte, el aumento de la seguridad había reducido las primas de seguro de las aerolíneas hasta este año, cuando se espera que las pérdidas --entre las que se incluyen dos aviones de Malaysia Airlines-- disparen el número de reclamaciones a una cifra récord de 800 millones de dólares.

La tecnología ha jugado un importante papel en la continuada reducción de las muertes hasta menos de dos por cada 100 millones de pasajeros en vuelos comerciales, comparado con los 133 en los años 60, pero también está aumentando el coste de los aparatos así como el valor de las demandas. (Información adicional de Richa Naidu. Traducido por la mesa de Santiago de Chile. Editado por Tamara Fariñas.)