Uber se alía en Latinoamérica con América Móvil de Slim

miércoles 3 de diciembre de 2014 12:02 CET
 

MÉXICO DF, 3 dic (Reuters) - El servicio estadounidense de transporte Uber anunció el martes una alianza con la gigante de telecomunicaciones mexicana América Móvil para llevar su aplicación a sus nuevos clientes en Latinoamérica, en una medida que podría servir de modelo para otras regiones.

La aplicación que permite a los usuarios solicitar un servicio de transporte se integrará a millones de teléfonos Android que utilizan como operador a América Móvil, incluyendo 10 millones de teléfonos en México, dijo Uber en un comunicado.

"América Móvil será un proveedor clave de nuevas líneas para socios conductores de Uber en toda América Latina y llevará la aplicación de Uber a aún más consumidores", detalló.

En México, los pasajeros Uber recibirán un descuento de 150 pesos (10,64 dólares) cuando usen la aplicación por primera vez, en tanto que los socios conductores recibirán descuentos especiales en paquetes de telefonía móvil.

Este año Uber lanzó un acuerdo similar con la operadora estadounidense AT&T.

Uber dijo el martes que trabaja para ampliar el acuerdo con América Móvil a otros sectores y que el convenio podría servir como un modelo para otras regiones.

América Móvil, controlada por Carlos Slim, el segundo hombre más rico del mundo según Forbes, tiene unos 241 millones de clientes de telefonía móvil en Latinoamérica y el Caribe.

La compañía no detalla cuantos clientes utilizan teléfonos inteligentes.

Alrededor de un 42,9 por ciento de los teléfonos móviles en México, donde Uber inició su operación latinoamericana el año pasado, eran teléfonos inteligentes a mediados del 2014, dijo en octubre la Competitive Intelligence Unit.

La portavoz de Uber para Latinoamérica Ana Paula Blanco dijo que la compañía no pagó a América Móvil por el acuerdo, y que era el comienzo de una "relación" entre las dos empresas.

América Móvil no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre el asunto. (Información de Christine Murray, escrito por Verónica Gómez Sparrowe; traducido por la mesa de Santiago de Chile; editado por Tomás Cobos)