El Banco de Japón mantiene su rumbo pese a la caída en recesión

miércoles 19 de noviembre de 2014 07:28 CET
 

Por Leika Kihara

TOKIO, 19 nov (Reuters) - El Banco de Japón mantuvo el miércoles sin cambios su marco monetario y su optimista visión económica, pese a que unos datos revelaron esta semana que la economía nipona cayó en recesión.

Tal como se esperaba, el Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés) votó a favor de continuar con sus compras de bonos soberanos y activos de riesgo, manteniendo su promesa de incrementar la base monetaria o dinero en efectivo y depósitos en el banco central, a un ritmo anual de 80 billones de yenes (683.000 millones de dólares).

"La economía de Japón sigue recuperándose moderadamente como una tendencia, aunque algunas debilidades continúan principalmente en la producción", dijo el BOJ en un comunicado tras su reunión de política.

El banco central revisó al alza su punto de vista sobre las exportaciones para decir que son "planas", en comparación con la evaluación del mes pasado donde dijo que se estaban debilitando.

El miembro del directorio del BOJ Takahide Kiuchi, un escéptico del programa actual de estímulo, discrepó de la decisión de política en una muestra de su rechazo a la flexibilización monetaria del mes pasado que fue aprobada en una votación por un estrecho margen.

La reunión viene tras unos datos el lunes que mostraron que la tercera mayor economía del mundo cayó inesperadamente en recesión en el tercer trimestre, ya que el impacto de un aumento del impuesto sobre las ventas en abril contrarrestó la enorme inversión del BOJ y el Gobierno.

El martes, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, dijo que convocará elecciones anticipadas a fin de obtener un nuevo mandato para sus políticas económicas, y que pospondrá un segundo aumento del impuesto sobre las ventas previsto para el 2015.

Los datos del Producto Interior Bruto (PIB) del tercer trimestre probablemente fueron una sorpresa para muchos funcionarios del BOJ, que creían haberse adelantado a los riesgos para las perspectivas de inflación al ampliar el estímulo monetario el mes pasado.

Los mercados se están centrando en lo que el gobernador del BOJ, Haruhiko Kuroda, dirá acerca de la decisión de Abe de posponer el alza impositiva para 2017 y lo que los datos del PIB podrían significar para las perspectivas de política. Kuroda había instado al Gobierno a proceder con la subida del impuesto en la fecha prevista. (Información adicional de Stanley White, Tetsushi Kajimoto y Kaori Kaneko. Traducido por la Mesa de Edición de Santiago de Chile. Editado por Rodrigo de Miguel)