Autoridades de Hong Kong despejan parte de zona de protesta con ayuda de manifestantes

martes 18 de noviembre de 2014 18:42 CET
 

Por Anne Marie Roantree

HONG KONG, 18 nov (Reuters) - La autoridades de Hong Kong despejaron el martes parte de una zona de protesta en el corazón de la ciudad que había sido ocupada por manifestantes pro-democracia durante cerca de dos meses, dejando gran parte del área intacta.

Cerca de 30 agentes judiciales llegaron al Citic Tower, de 33 pisos, junto a los edificios del Gobierno, para aplicar una orden contra las barricadas callejeras después de una solicitud de los dueños del edificio, dijeron testigos.

Los operarios usaron tenazas para retirar las barricadas. La policía dijo que los propietarios del edificio habían contratado personas para despejar la zona.

Algunos manifestantes recogieron sus almohadas, mantas y otras pertenencias desde dentro de las carpas y se trasladaron a otra parte de la zona de manifestación.

Otros ayudaron a quitar las barricadas, diciendo que preferían quedarse con secciones de las cercas para usarlas en otro lado a que la policía se las llevara.

"Nuestro plan es no hacer nada y solo observar", dijo Gary Yeung, un manifestante de 25 años. "El área predefinida está bien. Más allá de eso ya no. Es una protesta pacífica así que no opondremos resistencia", agregó.

El área cerca de Citic Tower, sede central de CITIC Pacific Ltd., ha estado rodeada por barricadas de metal durante semanas, bloqueando partes de la calle e interrumpiendo el tránsito de peatones que se dirigen al distrito de negocios contiguo.

La ex colonia británica de Hong Kong retornó al Gobierno chino en 1997, bajo la fórmula "un país, dos sistemas" que da a la ciudad una mayor autonomía y libertad que al territorio continental y la meta de una votación universal.

Los manifestantes exigen nominaciones abiertas a la próxima elección del jefe ejecutivo en 2017. Pekín ha dicho que permitirá unas elecciónes en el 2017, pero sólo entre candidatos preseleccionados.

Las protestas, que atrajeron a más de 100.000 personas en su clímax, han disminuido hasta unos cientos que acampan en coloridas carpas en intersecciones clave en ambos lados de la bahía. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Gabriel Sánchez en Madrid)