Más de 26.000 familias españolas perdieron la vivienda en el primer semestre

jueves 13 de noviembre de 2014 13:04 CET
 

MADRID, 13 nov (Reuters) - La dura realidad de precariedad y paro que viven las familias por la crisis en España hizo que en el primer semestre de 2014 más de 26.500 hogares se vieran obligados a entregar su vivienda a la banca ante la incapacidad para atender los pagos de las hipotecas, dijo el jueves el Banco de España.

No obstante, en los seis primeros meses de 2013 (primer año en el que el banco central comenzó a elaborar esta estadística) la cifra fue aún mayor, al superar las 35.000 viviendas.

De las viviendas ejecutadas, un 91,1 por ciento se produjeron en viviendas vacías en el momento de la ejecución, y un 27,1 por ciento fueron daciones en pago (entrega a cambio de cancelación de deuda).

Según el Banco de España, en las entregas judiciales (que sumaron 17.472 viviendas, frente a 9.077 entregas voluntarias), las fuerzas del orden intervinieron en 16 casos.

El número de hipotecas vivas concedidas para compra de vivienda a junio de 2014 ascendía a 6,5 millones, prácticamente igual que un año antes.

Las ejecuciones de hipotecas son procedimientos judiciales que pueden llevar -pero no necesariamente- al embargo de una vivienda por impago de la hipoteca, culminando en desahucio (orden judicial para privar a una persona de la posesión de una vivienda), que a veces se ejecuta mediante el denominado "lanzamiento" (desalojo físico). (Información de Tomás Cobos; editado por Andrés González)