El diálogo y la reforma constitucional, claves tras el 9N

lunes 10 de noviembre de 2014 14:52 CET
 

Por Carlos Ruano

MADRID, 10 nov (Reuters) - Apenas unas horas después de la consulta ciudadana no vinculante en la que 1,8 millones de catalanes se mostraron favorables a un proceso de independencia, las llamadas al diálogo y a una reforma constitucional que abra la puerta a una salida política se multiplicaron el lunes.

Tras varios meses de comunicación solo a través de los tribunales o de los medios de comunicación, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el de Cataluña, Artur Mas, se han emplazado a un encuentro todavía no concertado o desvelado.

Tras una reunión de su Ejecutiva para analizar el resultado de las simbólicas urnas, el principal partido nacional de la oposición, el Partido Socialista, instó al presidente del Gobierno a abandonar su "inmovilismo" y unirse en una reforma constitucional"

"Hoy España está más débil por la inmovilidad de (Mariano)Rajoy", dijo el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tras acudir a una reunión del Partido Socialista de Cataluña (PSC) en Barcelona.

Sánchez aprovechó la ocasión para reiterar que su partido ha propuesto una reforma constitucional en la que espera que participe el gobernante Partido Popular.

"El señor Rajoy tendrá que decidir si quiere afrontar esa reforma (constitucional) ... hacia una España federal (...) o si prefiere quedarse en el inmovilismo", dijo Sánchez.

Tanto el PSC como su socio nacional han defendido hasta ahora el derecho de los catalanes a manifestar su opinión sobre la independencia, pero solamente dentro de un marco legal que actualmente no permite la Constitución española de 1978.

Tras suspender el Tribunal Constitucional las dos consultas planteadas en Cataluña, incluida la del domingo, el propio presidente catalán, Artur Mas, defendió la víspera que el resultado avalaba la negociación para un referéndum legal y acordado.   Continuación...