El G20 propone un fondo para terminar con los grandes rescates bancarios

lunes 10 de noviembre de 2014 14:36 CET
 

Por Huw Jones

LONDRES, 10 nov (Reuters) - Los bancos más grandes del mundo deberían tener un fondo de bonos en caso de derrumbarse para evitar los rescates gubernamentales, propuso el lunes un regulador mundial.

El proyecto es la última pieza importante de la reforma bancaria presentada por los líderes mundiales desde que la crisis financiera de 2007-2009 obligó a los contribuyentes a apuntalar a las entidades sin suficiente capitalización.

El Consejo de Estabilidad Financiera (FSB), compuesto por los reguladores del Grupo de las 20 principales economías del mundo (G20), dijo que bancos como Goldman Sachs y HSBC deberían tener un fondo de bonos o capital equivalente al 16 a 20 por ciento de sus activos ponderados por riesgo a partir de enero de 2019.

La propuesta sería respaldada por los líderes del G-2O a finales de esta semana en Australia.

El presidente del FSB y gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo que el fondo podría estar finalizado el próximo año, marcando un hito en los intentos para poner a los rescates de bancos demasiados grandes.

La nueva norma sería aplicada a 30 bancos que se consideran de importancia sistémica a nivel mundial, aunque inicialmente aquellos de los mercados emergentes estarían exentos.

"Una vez implementados, estos acuerdos tendrán un papel importante para permitir que los bancos sistémicos a nivel mundial resuelvan sus problemas sin recurrir a la subvención pública y sin interrumpir el sistema financiero más amplio", dijo Carney en un comunicado.

La mayoría de los bancos tendrían que ampliar su emisión de deuda para cumplir con la iniciativa, dijo el FSB.

Para evitar que los bancos minimicen el riesgo de sus activos para cumplir con la nueva norma, el fondo también debe ser al menos el doble de su ratio de apalancamiento, una medida separada del capital total para activos sin considerar el nivel de riesgo.

A nivel mundial, este criterio se ubicó provisionalmente en un 3 por ciento en septiembre, pero podría ser mayor cuando finalice 2015. (Traducido por la Mesa de Edición de Santiago de Chile. Editado por Rodrigo de Miguel)