A FONDO-Pueblos del este alemán logran al fin mostrar "panoramas prósperos"

sábado 8 de noviembre de 2014 12:18 CET
 

* PIB per cápita del este alemán, en dos tercios del nivel occidental

* Desempleo aún alto en el este, pero se reduce la brecha

* Región ha crecido más rápido que otros países del bloque oriental

Por Michelle Martin

SONNEBERG, Alemania, 7 nov (Reuters) - Otrora bajo la presión de la Cortina de Hierro, el pueblo de Sonneberg, en el este alemán, ha registrado algo así como un milagro económico, demostrando que la larga y dolorosa transición del comunismo finalmente puede dar frutos.

Pocos meses después de la caída del Muro de Berlín en 1989, la localidad que había sido el centro de la industria de juguetes de Alemania Oriental estaba en crisis. Sin poder competir en el mercado global, las fábricas comenzaron a cerrar, los edificios a venirse abajo y las filas de desempleados a crecer rápidamente.

Pero así como Alemania Occidental logró un milagro económico en las décadas después de la Segunda Guerra Mundial, Sonneberg brinda esperanza de que el este pueda completar su recuperación del colapso del comunismo y cerrar más la brecha con occidente.

A medida que se acerca el aniversario 25 de la caída del Muro el 9 de noviembre, los alemanes aún expresan frustración sobre cuán atrasada está todavía la economía de la región oriental. Pero Sonneberg, que se ubica en las colinas de Thuringia a unos 320 kilómetros al suroeste de Berlín, contradice muchas suposiciones.

Durante la década de 1960 y comienzos de la siguiente, incluso para los alemanes del este era difícil visitar Sonneberg porque las autoridades temían que intentaran escapar por la cercana frontera con Alemania Occidental, marcada con vallas, torres de vigilancia y minas terrestres.   Continuación...