Noyer del BCE ve necesidad de comprar bonos en caso de amenaza de deflación

viernes 7 de noviembre de 2014 17:03 CET
 

Por Leigh Thomas y David Milliken

PARÍS, 7 nov (Reuters) - El Banco Central Europeo (BCE) debería estar preparado en caso de emergencia para comprar bonos del Gobierno para combatir una inflación baja prolongada, dijo el viernes un funcionario de alto nivel del organismo, días después de que Estados Unidos decidese poner fin a su programa de alivio cuantitativo.

En declaraciones realizadas el día después de que el BCE ordenase a sus funcionarios comenzar a preparar medidas más audaces si es necesario, Christian Noyer, un miembro del Consejo de Gobierno de la entidad, dijo que los bancos centrales deberían estar preparados para comprar deuda pública si es necesario con el propósito de evitar una deflación.

"En circunstancias extremas, un banco central debería mitigar los efectos de crisis de confianza en los rendimientos soberanos mediante la compra de bonos del Gobierno", dijo Noyer en la conferencia de banqueros centrales y economistas mundiales que se desarrolla en París.

"Tal acción podría ser reivindicada si hay riesgos en la estabilidad macroeconómica o financiera", sostuvo.

Otros oradores advirtieron que el impacto de que los principales bancos centrales del mundo sigan órdenes políticas divergentes después de una larga fase de dinero fácil podría causar confusión en las monedas e incrementar la volatilidad en los mercados financieros.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, habló de una probable "transición llena de baches" entre el período en que los mercados están inundados de liquidez de los bancos centrales y un retorno a condiciones monetarias más normales.

"Estamos en esta, con algunas excepciones, baja volatilidad (...) Eso cambiará mientras las cosas se normalicen", dijo Carney, quien preside también el Consejo de Estabilidad Financiera Global.

La Reserva Federal de Estados Unidos puso fin la semana pasada a un programa de compra de bonos que se extendió por varios años, aunque sus responsables políticos difieren sobre el momento y el ritmo de las futuras subidas de las tasas de interés.

El presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, dijo en la conferencia que la Fed elevará los tipos de interés de Estados Unidos probablemente "en algún momento del próximo año", en momentos en que los inversores parecen estar recibiendo un mensaje de paciencia en este ciclo de endurecimiento de la política monetaria. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Editado por Gabriel Sánchez en Madrid)