La Bolsa española cierra con leve baja en un mercado muy volátil

jueves 6 de noviembre de 2014 17:50 CET
 

MADRID, 6 nov (Reuters) - El Ibex-35 de la bolsa española cerró con leve baja el jueves en una sesión con una enorme volatilidad que puso de manifiesto la falta de confianza en los mercados, que inicialmente recibieron con fuertes alzas las declaraciones del presidente del BCE, que reiteró su disposición a apoyar a las economías europeas.

Como muestra, el Ibex se movió a lo largo de la sesión con notables altibajos y un rango de casi 300 puntos llegando a rozar la cota de los 10.500 puntos en la sesión.

La esperada reunión de política monetaria del BCE aportó optimismo después de que su presidente, Mario Draghi, reafirmase su autoridad y se mostrase partidario de tomar medidas adicionales si fuese necesario añadiendo que la institución está dispuesta a utilizar una potencia de fuego de en torno a un billón de euros en recompras de bonos.

Sin embargo, tras una primera reacción al alza, el mercado español volvió a terreno negativo.

"En el comportamiento de las bolsas europeas de hoy no se ha apreciado un impacto demasiado importante de las conclusiones de la reunión del BCE", dijo Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG. "Algo sorprendente, pues la rueda de prensa de Mario Draghi sí que ha dibujado un mensaje con un claro potencial de afectación al mercado", explicó para añadir que Draghi ha puesto de manifiesto su liderazgo en la institución y la voluntad de utilizar medidas no convencionales en el futuro cercano.

"Tras la reunión de hoy, las posibilidades de que se anuncien nuevos programas de compras en un futuro cercano han aumentado", dijo Pingarrón. "En otro contexto, el movimiento de las bolsas europeas en el día de hoy habría sido bastante más explosivo (...) las subidas que se han producido durante la rueda de prensa se han desvanecido, y el cierre ha quedado lejos de máximos".

El estratega añadió que pese a la reacción del mercado, el BCE ha dado un paso adelante "para facilitar las subidas bursátiles en el corto plazo".

Con equilibrio de alzas y bajas entre sus componentes, el Ibex cerró con baja de 15 puntos, un 0,15 por ciento a 10.261,8, con los bancos dominados por tomas de beneficios y repuntes en valores de peso entre los que destacó Repsol .

La petrolera, que anunció unos resultados trimestrales ligeramente mejor de lo esperado al tiempo que reconoció su capacidad de fuego para comprar activos o empresas en un contexto de bajos precios del petróleo, sumó un 0,75 por ciento.

Entre los bancos, los dos grandes terminaron con bajas del 0,8 por ciento en Santander y del 0,5 por ciento en BBVA mientras que las entidades medianas sufrieron mayores quebrantos, de más del dos por ciento en Sabadell y Caixabank y del 1,7 por ciento en Bankinter.

Telefónica e Inditex cerraron en positivo, con avances del 0,04 y 0,16 por ciento, respectivamente, mientras que Iberdrola sumó un 0,6 por ciento. (Información de Carlos Ruano; editado por Tomás Cobos)