Investigadores del accidente del MH17 buscan ayuda local en Ucrania

jueves 6 de noviembre de 2014 17:52 CET
 

ÁMSTERDAM, Nov 6 (Reuters) - Los investigadores del accidente que tuvo lugar en julio, cuando un avión de Malasya Airlines se estrelló en el este de Ucrania, dijeron el jueves que podrían contratar a empleados de la zona para recoger los restos del siniestro, aún fuera de su alcance debido a la insurrección protagonizada por los pro-rusos en la región.

El accidente del vuelo MH17 sobre la zona de conflicto supuso un amargo intercambio de acusaciones entre Occidente y el gobierno de Moscú acerca de la responsabilidad de la tragedia. Los investigadores apenas han tenido acceso al lugar, que se encuentra bajo el control de los rebeldes.

El Consejo de Seguridad holandés dijo que enviarían a efectivos holandeses para ayudar en una operación que podría comenzar en los próximos días. Una misión reciente, organizada para recuperar los restos mortales de los pasajeros y sus bienes personales, contó con el apoyo de los servicios locales de emergencias. Los pasajeros de los Países Bajos suponían dos terceras partes del total.

Kiev acusa a los rebeldes pro-rusos de haber derribado el avión, mientras que Rusia afirma que fue un avión militar ucraniano quién lo envió a pique.

Las autoridades holandesas lograron alcanzar los restos del aparato el pasado 31 de octubre, después de que las fuerzas contendientes en Ucrania alcanzasen un alto el fuego.

"El Consejo de Seguridad ha ordenado la recuperación y transporte a los Países Bajos de los restos del MH17", dijo en un comunicado el Consejo. "Como parte de la investigación, intentaremos reconstruir una sección del avión".

Cuando le preguntaron si los trabajadores serían locales, un portavoz del Consejo respondió: "Sí, probablemente. De la zona".

El gobierno ha tenido que enfrentarse a las críticas por parte de los familiares de las víctimas y la oposición, que acusa al ejecutivo de haber sido demasiado cauto a la hora de recuperar los cadáveres y repatriarlos e investigar el siniestro.

El gobierno holandés se ha negado a tratar directamente con los rebeldes que controlan el lugar, a los que ve como ilegítimos. Se dice que los investigadores podrían no estar del todo seguros una vez lleguen a Ucrania.

Un informe publicado en septiembre, basado en los datos de la caja negra del avión, evidencias fotográficas y de registros de radar e imágenes por satélite, concluyó que el Boeing 777 fue derribado por "objetos de alta energía", es decir, por un ataque desde el aire o la tierra. (Información de Thomas Escritt; Traducido por Gabriel Sánchez en Madrid)