Inversores ven oportunidades ante mayoría republicana en Senado EEUU

miércoles 5 de noviembre de 2014 20:14 CET
 

Por Rodrigo Campos

NUEVA YORK, 5 nov (Reuters) - La mayoría republicana en el Senado estadounidense podría llevar a nuevas medidas legislativas que afecten directamente al sector de la energía y a otras partes del mercado de valores.

Los candidatos republicanos al Senado ganaron escaños que antes pertenecían a los demócratas en Iowa, Carolina del Norte, Montana, Colorado, West Virginia, Dakota del Sur y Arkansas, más que las seis que necesitaban para conseguir la mayoría en esa cámara.

Dado que ahora los republicanos controlan ambas cámaras del Congreso y que en la Casa Blanca hay un demócrata, los analistas políticos esperan que se profundice el estancamiento que ha caracterizado gran parte de los seis años del Gobierno de Barack Obama.

La reacción en Wall Street fue positiva, donde las acciones subían tras los resultados de las elecciones legislativas. A los inversores les preocupaba que algunas carreras muy reñidas terminaran en segundas vueltas, lo que habría retrasado por semanas la definición de cuál partido tendría la mayoría en la Cámara alta.

Los inversores en el sector de energía, el único grupo en el S&P 500 con retornos negativos en lo que va del año, esperan que el control de los republicanos del Senado acelere la aprobación de oleoductos y gasoductos, de reformas en la legislación para las exportaciones de crudo y de gas natural, y que motive a la administración de Obama a incluir esos envíos de energía en nuevos o más amplios acuerdos de comercio.

A muchos votantes les emociona que los precios de la gasolina estén por debajo de los 3 dólares por galón. Ningún partido quiere estar a cargo de levantar un veto a la exportación petrolera que podría resultar en que los precios de la gasolina vuelvan a subir. Los políticos tienen margen de maniobra con el tema, lo que abre la posibilidad de que crezca la volatilidad del sector.

También es posible que en 2015 los republicanos intenten forzar recortes en el presupuesto y que evalúen otra batalla por el techo de la deuda, lo que podría arruinar la confianza del mercado. Las bolsas han sido afectadas antes por tales disputas. Una de las más recordadas fue la de 2011, cuando una disputa por el presupuesto llevó a la primera rebaja de la calificación de crédito de Estados Unidos.

La historia muestra una tendencia positiva en los mercados de acciones tras las elecciones intermedias. Desde 1928, el S&P 500 ha informado un retorno medio de un 7 por ciento en los 90 días tras una elección de mitad de período, con retornos positivos un 86 por ciento de las veces, según Barclays. (Información adicional de Ryan Vlastelica, Editado en español por Janisse Huambachano)