24 de octubre de 2014 / 13:12 / hace 3 años

El Gobierno español recurre la consulta canaria sobre prospecciones

MADRID, 24 oct (Reuters) - El Gobierno español aprobó el viernes un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la consulta impulsada por el Ejecutivo de Canarias para el próximo 23 de noviembre que busca detener las prospecciones en aguas del archipiélago que va a llevar a cabo la petrolera Repsol .

“Hoy se han adoptado en el Consejo de Ministros los acuerdos para impuganr ante el Tribunal Constitucional dos decretos del Gobierno de Canarias referidos a la consulta del Gobieno canario a propósito de las prospecciones petrolíferas autorizadas por el Estado en aguas cercanas a Canarias”, dijo la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La decisión era esperada después de que distintos miembros del Ejecutivo de Mariano Rajoy, principalmente el ministro de Industria, José Manuel Soria, se hubiesen opuesto frontalmente a una consulta que, como la del proceso soberanista catalán, consideran “ilegal”.

El Gobierno de Coalición Canaria dirigido por Paulino Rivero y colectivos ecologistas -que ya habían recurrido sin éxito el último decreto ley que daba pie a las prospecciones- han redoblado su campaña desde que el Gobierno central diese luz verde definitiva este verano a un proyecto que persigue encontrar hidrocarburos frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote.

Amparándose en una ley regional de 2010, el gobierno canario en coalición quiere sondear a sus ciudadanos sobre si el eventual beneficio económico de tener hidrocarburos pesa más que el temor a posibles catástrofes ecológicas que dañen el principal sustento económico del archipiélago: el turismo.

“¿Cree usted que Canarias debe cambiar su modelo medioambiental y turístico por las prospecciones de gas y petróleo?” es la pregunta que quiere formular a los canarios y que preside la página web del gobierno autonómico.

El ministro Soria, rival político histórico de Rivero en Canarias, defiende a capa y espada las prospecciones con el argumento de la casi absoluta dependencia española de la importación de hidrocarburos y el factor de desequilibrio que esto produce en la balanza comercial española.

Se cree que existe una bolsa de crudo entre las islas Canarias y la costa marroquí y varias empresas ya han comenzado a realizar catas y exploraciones en la costa del país norteafricano.

Esta misma semana, la empresa anglo-turca Genel Energy anunció un descubrimiento de petróleo en la costa marroquí a 3.000 metros por debajo del nivel del mar, aunque todavía está por determinar si su extracción es comercialmente viable, algo que Repsol seguirá de cerca.

Ante el hallazgo, el presidente de la petrolera Antonio Brufau dijo que si los estudios adicionales que debe realizar Genel tienen éxito, impulsarían las posibilidades del proyecto de Canarias.

“En la zona ha habido pozos perforados que han encontrado petróleo pero que en la mayoría de los casos no ha sido comercial por poca calidad o cantidad. Ójala en este caso hayan encontrado y tengan suerte porque también sería bueno para Marruecos”, dijo a periodistas el pasado martes.

Repsol tiene un 50 por ciento de un consorcio con la australiana Woodside (30%) y RWE DEA (20%), aunque esta última participación está punto de pasar a manos de la rusa Letter One.

El consorcio tiene previsto invertir 350 millones de dólares en los dos primeros sondeos -el primero de los cuales será financiado en solitario por la españoñla - y calcula una probabilidad de éxito geológico del 12-20 por ciento para el primer sondeo y del 14 por ciento para el segundo.

Si las prospecciones son positivas, la petrolera española destinará hasta 7.000 millones de dólares durante los cinco años previstos de desarrollo del proyecto, hasta 2019. Una posterior frase de producción, prevista para un periodo estimado de 20 años, necesitaría de otros 5.200 millones de dólares para la extracción del crudo.

El Tribunal Constitucional puede demorarse meses e incluso años antes de decidir sobre asuntos de relevancia, aunque podría tomar medidas cautelares antes de entrar en el fondo de la cuestión, como hizo recientemente con la suspensión de la consulta soberanista en Cataluña.

BÚSQUEDA DE HIDROCARBUROS EN OTRAS COSTAS

Además de las prospecciones a 60 kilómetros del litoral canario, el Gobierno español está abriendo paso a proyectos similares en el mar Cantábrico y el Mediterráneo, con autorizaciones medioambientales concedidas recientemente a varias empresas, Repsol entre ellas.

La petrolera, cuyo día a día está supervisado por el consejero delegado Josu Jon Imaz, recibió este mes el aval medioambiental para tres proyectos de exploración, dos de ellos frente a las costas vizcaínas (Fulmar-1 y Pelícano-1) y otro en las de Tarragona (Casablanca) para comprobar si hay hidrocarburos.

Y a principios de octubre, el Ministerio de Industria publicó la solicitud de las empresas Capricorn Spain Limited y Shell Upstream Spain para varios permisos de investigación de hidrocarburos en las costas del País Vasco.

A diferencia de la fuerte oposición que encuentran las prospecciones petrolíferas en Canarias, el Gobierno vasco ve como "oportunidad" los proyectos en aguas del Cantábrico ante su posible impacto económico positivo en una de las regiones más industrializadas del país. (bit.ly/1DHkSig) (Información de Jose Elías Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below