J&J aspira a tener un millón de dosis de vacunas contra el ébola en 2015

miércoles 22 de octubre de 2014 10:04 CEST
 

Por Ben Hirschler

22 oct (Reuters) - Johnson & Johnson está acelerando su actividad en su vacuna experimental contra el ébola y dijo el miércoles que prevé tener un millón de dosis listas en 2015, de las cuales 250.000 se prevén disponibles en mayo.

No existe actualmente una vacuna probada contra la enfermedad, pero varias empresas están inmersas en una carrera para desarrollar productos y ya hay en marcha ensayos clínicos sobre dos: de GlaxoSmithKline y NewLink Genetics .

La Organización Mundial de la Salud espera que decenas de miles de personas en África Occidental, incluidos trabajadores sanitarios que actúan en primera línea y tienen alto riesgo de infección, puedan empezar a recibir vacunas contra el ébola a partir de enero dentro de unos ensayos clínicos a gran escala.

J&J dijo que probaría su vacuna en seguridad y respuesta inmune en voluntarios sanos en Europa, Estados Unidos y África desde principios de enero, agregando que comprometerá hasta 200 millones de dólares para acelerar el programa.

La vacuna de J&J fue descubierta en colaboración con los Institutos Nacionales de Salud de EEUU e incluye tecnología de la danesa Bavarian Nordic, que recibirá una inyección de dinero del grupo estadounidense.

Bavarian recibirá un pago inicial de 25 millones de dólares y hasta 20 millones en función de metas futuras del producto. J&J también invertirá 251 millones de coronas danesas (43 millones de dólares) en acciones de Bavarian Nordic.

J&J ha simplificado y acelerado su programa de vacunas a raíz del mayor brote de ébola del mundo, que sigue asolando Liberia, Sierra Leona y Guinea.

Originalmente trabajaba para desarrollar vacunas contra las cepas de Zaire y Sudán, además de una enfermedad relacionada llamada enfermedad de Marburg. Ahora está desarrollando una vacuna contra la cepa de Zaire, que es la responsable de la epidemia actual.

Aunque la seguridad y la efectividad de estas vacunas experimentales tiene que demostrarse, han mostrado una buena protección contra la cepa de Zaire en pruebas en monos, que se considera una señal prometedora de que probablemente funcionará en humanos. (Información adicional de Supriya Kurane en Bangalore, Traducido por Emma Pinedo)