Putin y Poroshenko mantendrán conversaciones en Milán el fin de semana

miércoles 15 de octubre de 2014 14:41 CEST
 

Por Alexei Anishchuk y Pavel Polityuk

MOSCÚ/KIEV, 15 oct (Reuters) - Una larga disputa sobre los suministros de gas natural estará en el orden del día cuando el presidente ruso, Vladimir Putin, y el líder ucraniano, Petro Poroshenko, mantengan conversaciones en Italia al final de esta semana, dijo el Kremlin.

Un comunicado del Kremlin publicado el martes por la noche dijo que los presidentes de Ucrania y Rusia habían hablado por teléfono y discutido las medidas para restaurar la paz en el este de Ucrania.

Su próxima reunión en Milán es un signo esperanzador para Moscú, Kiev y Occidente, que están al borde de una nueva crisis por el gas después de que Rusia decidiera detener el suministro a Ucrania por su creciente deuda.

Ucrania se enfrenta a una posible escasez de energía este invierno si no alcanza un acuerdo, y a la vez pone en riesgo causar interrupciones en el suministro de gas a Europa, como sucedió en 2006 y 2009. Europa recibe un tercio del gas que necesita de Rusia y cerca de la mitad se bombea a través de Ucrania.

Los líderes de Rusia y Ucrania continuarán sus discusiones en el marco de una cumbre de líderes europeos y asiáticos a la que ambos están asistiendo en Milán los días 16 y 17 de octubre.

El presidente ucraniano dijo el miércoles que "el mundo entero tiene altas expectativas en la reunión cara a cara".

Un importante asesor del Kremlin dijo el miércoles que Putin y Poroshenko podrían reunirse en presencia de la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, el viernes y no descartó que los dos líderes post-soviéticos celebren una reunión por separado después.

Yuri Ushakov dijo que Putin también se reunirá con Merkel a solas el 16 de octubre a su llegada a Milán, antes de las principales conversaciones con Ucrania.

El productor ruso de gas natural Gazprom cortó el suministro a Ucrania en junio después de que Kiev no pagase las deudas de gas, que según Rusia han excedido los 5.000 millones de dólares. (Información de Vladimir Soldatkin, Pavel Polityuk y Richard Balmforth en Kiev,; Escrito por Katya Golubkova y Alexei Anishchuk, Traducido por Francisco Pazos en Madrid)