La francesa Iliad abandona los planes de comprar T-Mobile US

martes 14 de octubre de 2014 10:52 CEST
 

PARIS, 13 oct (Reuters) - El operador francés de telefonía de bajo coste Iliad desistió el lunes de sus intentos por adquirir T-Mobile US debido a la resistencia del accionista mayoritario Deutsche Telekom, convirtiéndose en el tercer ofertante que abandona sus planes de adquirir la compañía estadounidense en tres años.

Iliad había fijado mediados de octubre como plazo para decidir si mejoraría su oferta de 33 dólares por acción por un 56,6 por ciento del cuarto operador de redes de telefonía móvil en Estados Unidos, dijeron el mes pasado fuentes a Reuters.

"El grupo Iliad anuncia que ha puesto fin a su proyecto de adquirir T-Mobile US, después de intercambios con Deutsche Telekom y algunos miembros del consejo de administración de T-Mobile US quienes se negaron a considerar su nueva oferta", dijo Iliad en un comunicado.

El operador de telefonía de bajo coste creado por el magnate francés Xavier Niel dijo que había establecido un consorcio con dos "importantes fondos de capital privados" para permitirle mejorar la oferta a cerca de 36 dólares por acción por un 67 por ciento de la empresa.

Las acciones de T-Mobile US cayeron un 3,8 por ciento a 26,59 dólares después del anuncio.

T-Mobile US rehusó realizar comentarios. Deutsche Telekom , que posee un 66 por ciento de la empresa, no estuvo disponible de inmediato para hacer declaraciones.

Iliad dijo que ahora "continuaría con su política de crecimiento rentable como lo ha hecho durante los últimos 15 años".

Una persona familiarizada con las posiciones de Deutsche Telekom dijo el lunes que el grupo prefiere mantener su negocio en Estados Unidos un tiempo más debido a que no está convencido de que Iliad, recién llegada al mercado de la mayor economía mundial y sin una red local, pueda gestionar el negocio mejor que su actual administración.

Deutsche Telekom, que obtiene cerca de un tercio de sus ventas y una quinta parte de sus ganancias en Estados Unidos, ha intentado vender T-Mobile dos veces desde finales de 2011, debido a que considera que la empresa es demasiado pequeña para competir con los líderes del mercado Verizon Communications y AT&T.

La compañía alemana pasó cerca de un año negociando una potencial venta con Sprint, el tercer operador móvil de Estados Unidos, sólo para ver como la firma estadounidense abandonaba los planes a comienzos de agosto por temor a que los reguladores locales prohibirían la compra por temas de competencia.

Los reguladores rechazaron una oferta de 39.000 millones de dólares presentada por AT&T por T-Mobile hace tres años. (Información de James Regan; Información adicional de Harro Ten Wolde en Fráncfort, Leila Abboud en París y Marina Lopes en Washington; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Raquel Castillo)